viernes, 6 de julio de 2012


EMBALSE DEL PALMONES

Por segundo año consecutivo y en la misma fecha (hay que crear tradición), hemos acudido al embalse de Charco Redondo dispuestos a pasar una buena jornada deportiva con nuestros kayaks de mar.
La nefasta época de lluvias de finales del año pasado y del presente, han provocado un bajón del nivel hídrico, que estaría situado tres puntos por debajo de desastroso y uno por encima de seco.


lunes, 2 de julio de 2012



SIERRA MOMIA

Sierra Momia se localiza en el término municipal de Benalup-Casas Viejas, en pleno Parque Natural de los Alcornocales, rodeada de los pantanos El Celemín y  Barbate.


Toda la serranía coincide en su conjunto con la formación geológica del Aljibe, que es un conjunto de sierras que limitan al Norte con la serranía de Grazalema y al sur con lo que configura el Estrecho de Gibraltar.
La sierra en su conjunto está formada por lajas de areniscas (con un alto contenido en cuarzo), que a lo largo del tiempo por la erosión del viento y del agua se han ido construyendo en la roca una serie de pequeñas oquedades que se conocen como “abrigos” distribuidos a lo largo de las lajas que nos vamos encontrando dispersas por toda la sierra.


En general son rocas con escaso cemento, principalmente óxidos de hierro. Estos óxidos por exudación tienden a concentrarse en costras superficiales y sobre todo en las abundantes superficies de fracturación que presentan estas areniscas, entre las que destacan un constante y abundante diaclasado vertical.


Los abrigos se han originado sobre fracturas verticales al desprenderse parte de la costra endurecida por óxidos, lo que da lugar a la rápida erosión del interior del estrato poco cementado, tanto por abrasión eólica, como por disgregación granular debida a la disolución del cemento o por haloclastia.
 Estas superficies fosilizadas son las que han utilizado los grupos humanos para realizar pinturas rupestres.


Arte rupestre o pinturas rupestres, como las queramos llamar, es todo dibujo o actividad humana realizada en las paredes de cavernas, cuevas o abrigos y son los testimonios más antiguos de los que tenemos constancia.
Sierra Momia es uno de los enclaves más ricos en éste tipo de representaciones que se dieron a conocer a principios del siglo XX por Cabré y Hernández Pacheco, así como Breuil y C. Burkitt, y que podemos datarla  entre el Paleolítico Final y Edad de los Metales.
A lo largo del s. XX han sido numerosos los trabajos que se han realizado del arte esquemático y naturalista por diferentes estudiosos; donde consideran La Cueva de las Figuras como un santuario religioso prehistórico.
Hecha estas pequeñas aclaraciones sobre la riqueza del Patrimonio tanto Natural como Histórico que encierran éste parque nos adentramos en la finca particular y vamos avanzando por la Garganta del Cuerno, como ha sido un año poco lluvioso, el arroyo lleva poco agua pero deja entrever en sus pequeñas pozas, la cantidad de óxido de hierro de arrastra de las lajas, que hemos comentado anteriormente.


Vamos ascendiendo por una de las primeras lajas y vamos descubriendo las diferentes cuevas que se encuentran alineadas en cada una de ellas, la primera que nos encontramos es la cueva del Arco, cueva Cermeño, cueva de Jil, cueva de la Ventana, cueva del Arco de Piedra, cueva de los Ladrones…


Vamos ascendiendo y llegamos a la Cruz de la Negra donde tenemos unas preciosas vistas del pantano de Barbate, Pico del 


Montero y el Aljibe. Aquí, nos encontramos con una hilera de tumbas excavadas en la arenisca, la Loma del Muerto, posiblemente llamada así por el conjunto de tumbas aquí encontradas; hasta que no se lleve a cabo una excavación de la zona no sabremos cuales fueron su origen, ya que pueden deberse a varios hechos.


A parte de esta riqueza en cuevas con arte rupestre podemos disfrutar de una agradable foresta de jaras en plena floración de la primavera, el brezo, helechos y un rico bosque de alcornoques.


En la zona de arriba en pleno bosque de alcornoque, quejigos y acebuches, nos encontramos con una cueva que nos sorprendió por el dibujo que representaba y que se alejaba de la temática esquemática que reina en toda la sierra.
Se trata de un dibujo naturalista realizado en pleno siglo XXI, por el hombre moderno; los animales, compañeros de la vida cotidiana del hombre, figuran también en los pilares de nuestros pensamientos. Han simbolizado nuestras creencias, poblado nuestros cuentos y leyendas, han obsesionado nuestra imaginación para permitirnos conocernos mejor, tanto que a veces nos identificamos con él…