martes, 30 de octubre de 2012

KAYAK DE MAR EN LOS CAÑOS

Siempre que el mar está bravo, pero nos apetece remar un poco, tenemos la opción de recurrir al complejo entramado de caños que nos ofrece el Parque Natural Bahía de Cádiz.
Lo de parque natural es un decir, pues sólo hay que asomarse y contemplar que se trata de estructuras que ha creado el hombre a lo largo de la historia, conduciendo el agua a su antojo, según las necesidades piscícolas o salineras de la comarca, hoy día, cuasi en desuso, y que poco a poco se van perdiendo, a parte, se ve como todo está bastante deteriorado por culpa de un sector de la población poco respetuoso con el medio ambiente, en general. La cantidad de vertidos a los que se somete día a día a este circuito acuático es decepcionante. Siempre nos preguntamos si es sana la práctica de la pesca por la zona, viendo como ciertas poblaciones, al verse colapsadas las redes de saneamiento locales, toman la determinación de abrir válvulas y mezclar las pluviales, con las aguas fecales, por que las depuradoras no dan abasto.


Sólo hay que asomarse a un emisario, por ejemplo en Puerto Real, y comprobarlo con dos de nuestros sentidos: la vista, y el olfato.


Para evitar que nuestro entorno sufra estos atentados, solo hay que tener sentido común, pero lamentablemente, resulta, que a día de hoy, el sentido común es el menos común de los sentidos.


Muévete tan solo un metro, 
tu enfoque cambiará.
Muévete dos mil kilómetros
y no sabrás donde estas...

Con este comienzo de la canción "Movimiento" del grupo granadino Varaverde, encontramos nuestra inspiración para no quedarnos en casa.
Un sábado cualquiera, quedamos sin previo aviso, con los compañeros de San Roque, para volver a encontrarnos sobre el líquido elemento con nuestras embarcaciones. Nos metimos al agua tarde, pero nunca es tarde si hay ganas de comer, y si no hay ganas, se rema un poco, y ya vendrá el apetito. Cinco kayaks, cinco salimos de La Magdalena, en dirección a Sancti Petri, y al encuentro de Miguel, que desde Chiclana, iba a intentar reunirse con nosotros.


El día, se presentó venteado, y fresco, pero el remar y la conversación, hacían que entrásemos en calor.
Llegamos al puerto de Gallineras, y no nos habíamos cruzado con el componente Chiclanero, aquí pasaba algo, pero ya era hora de vaciar las bodegas de nuestros navíos y llenar el buche. Al rato vemos una embarcación naranja, con remo de cucharas también naranjas, que lentamente y contra viento y marea, se aproximaba desde donde habíamos venido nosotros: era Miguel, que decidió equivocarse para entrar por Carrascón y volver por Sancti Petri, y así hacer un poco de turismo.
Tras un copioso almuerzo, compartiendo material, nos dimos la vuelta, separándonos de nuevo, e intercambiando embarcaciones para probar otras sensaciones.
 Os dejamos el vídeo gentileza de Xema Romero.
                               

lunes, 22 de octubre de 2012

SURF EN LOS LANCES


Entre Tarifa y Valdevaqueros existe un lugar idóneo para deslizarse sobre las olas con una pequeña embarcación. El día perfecto, con nubes de evolución y amplios contrastes entre la luz y las sombras, provocaban esa sensación de especial libertad que proporcionan las montañas junto al mar.
Cuatro amigos, tres de ellos con intenciones de sumergirse en el Atlántico, pero muy cerca del Mediterráneo… tan cerca, que a veces no se sabe cual es cada uno.
El cuarto miembro del equipo (Isa), llevó a cabo la más importante de las acciones: crear un documento gráfico del momento, y dar la mejor compañía en el cuadragésimo cuarto aniversario de mi nacimiento.













El vídeo ha sido realizado y cedido por Xema Romero.
               
                                            http://vimeo.com/51852023

martes, 16 de octubre de 2012

JUEGO DE BOLOS


No se cuantas veces hemos contemplado y fotografiado este precioso pico de 3019m desde la cumbre de la montaña más alta de nuestra querida piel de toro, y a pesar de su belleza, siempre parece estar como en un segundo plano; por eso, el 13 de octubre, decidimos dar protagonismo a este vigilante perpetuo del barranco de Valdecasillas, desde el cual, se obtiene una más que afortunada imagen de la Laguna de la Mosca.
Aún funcionaba el servicio de lanzadera de la Hoya de la Mora, y por suerte, conseguimos las tres últimas plazas. Habíamos madrugado (6 am), y a quien madruga… la naturaleza le ayuda, pero el frío que hacía en Las Posiciones del Veleta era bastante acusado, unos 4 grados, con viento de 40km/h, que según la tabla de la sensación térmica en función de las variables temperatura/velocidad del viento, supone un enfriamiento a –7 grados.


Tomamos el Veredón Superior, y por este precioso camino nos adentramos al Corral del Veleta, que ya tiene acumulada algo de nieve de la caída hace dos semanas atrás. En el Barranco de Guarnón, la vereda se pierde, estaba más difusa que nuestra anterior visita en 2.010, y estuvimos titubeando un rato hasta dar, con la entrada a la senda que sube al collado de Veta Grande, gracias a la confirmación de 3 montañeros “Granainos” que nos cruzamos.


El paso por Veta grande es muy alpinístico, por su belleza paisajística y por su dureza, pero compensa esta arista que separa los Barrancos de Guarnón y Valdeinfiernos. 




Aquí, descansamos un poco y comimos algo de fruta, para afrontar el siguiente objetivo: Laguna Larga, que no pasa por sus mejores momentos, pero aún, goza de buena reserva hídrica.


Es lamentable, pero tuve que recoger plásticos de esta preciosa laguna… parece que alguno todavía no se ha enterado de que EL MONTE NO MERECE TUS DESPERDICIOS.


Se cumplen 50 años de The Beatles, y nosotros lo celebramos en la montaña, ¿por qué no podemos hacerlo?, es decir: Why don´t we do it in the road?  Esta magnífica canción de los de Liverpool, es una de mis favoritas y una gran desconocida de este cuarteto que tantas referencias ha marcado en el mundo de la música… y en el mundo en general. Desde aquí, mandamos nuestro homenaje.


Volvamos pues a la caminata, tras esta reseña musical; y de esta inmejorable posición, salimos hacia el 


Este, por una de las zonas más lentas de la travesía, lo que nos supuso arribar a la espectacular cumbre del Juego de Bolos para la hora del almuerzo. 


La naturaleza fue generosa y nos obsequió con nubes de evolución que ofrecían el mejor de los decorados. Nos encanta transitar por la montaña cubierta de nubes con la sensación de haber desaparecido del mundo.


Tomamos la arista cimera que va hasta el Collado del Ciervo, para desde aquí bajar a la Caldera, y como este tramo de regreso discurre por el más que conocido carril, no vamos a describir nada más que ya no se sepa.


Un té preparado en Villavientos, para no pasar por las 5 de la tarde en vano, y de vuelta a la Hoya de la 


Mora, eso si, andando, que tampoco está el monedero para gastarlo todo en lanzaderas, y aquí hemos venido a caminar.
El domingo lo empleamos en conocer el desfiladero de los Cahorros de Monachil, con una temperatura también baja, pues era temprano, y gracias a eso disfrutamos del angosto recorrido, pues cuando veníamos de vuelta, estaba llegando mucha gente, y eso en este camino ya se sabe que es un problema.

Ficha Técnica

Localización: Parque Nacional de Sierra Nevada
Población: Monachil (Granada)
Altitud: 3.150 ms
Distancia: 23 Km
Desnivel:  1.222ms
Clima: Alta Montaña
Trazado: Circular

lunes, 8 de octubre de 2012

Getares - Ensenada del Tolmo

Fiel a nuestra cita con los compañeros de La Estación de San Roque y Algecireño afincado en Sevilla, nos encontramos en Getares, para pasar un agradable día de navegación.



Salimos de la playa de Getares que se localiza al sur de la ciudad de Algeciras, y debe su nombre a la antigua factoría de salazones que se 


encuentra en la zona. Nos dirigimos hacía La Ballenera, sí, digo Ballenera porque las ruinas que observamos en su margen derecho fueron desde 1920 a 1963  la factoría mas importante del Golfo de Cádiz  en la caza de rorcuales, cachalotes, ballenas azules y yubartas. Era una industria muy productiva ya que se aprovechaba todas las partes del animal y además 


era sostenible con el medio ambiente, ya que no contaminaba, sólo que no se previó que era un recurso que se podía agotar. Esta industria vio su fin en 1958 cuando el buque de la empresa se hundió en el Estrecho con toda su tripulación y también un siglo de caza de ballenas, hoy día, sólo podemos contemplar sus ruinas y lamentarnos de la inoperancia y desidia de los gobiernos democráticos de la zona, que ninguno se haya interesado por recuperar la historia de este rico PATRIMONIO que sólo se ha producido en esta franja del litoral gaditano. Con lo fácil que hubiese sido convertir esas instalaciones en un centro de interpretación, y de paso… generar empleo, que creemos que hace falta un poquito.


Poco a poco vamos avanzando por este Parque Natural del Estrecho y, que tanto a Fran como a mí, nos gusta recorrerlo.  Esta zona costera es emocionante visitarla por toda la hermosura que encierra: sus acantilados, sus flyschs, su rica fauna, las hermosas vistas de la costa marroquí, sus torres vigías, su paisaje, su paso de aves migratorias, calitas, sus aguas turquesas, faro, ensenadas, …


Así, nos vamos alejando de la ensenada de Getares y vamos ganando Punta Carnero, aquí podemos apreciar como las olas golpean el arrecife con fuerza y los mas atrevidos se aproximan a las rompientes para sentir la emoción… vamos bordeando el cabo, que en su parte más saliente sobresale su faro, que es una replica en menor escala que el faro de Chipiona, está elaborado en sillería de arenisca y su color amarillo contrasta con el verde de la vegetación.


La mañana se va despejando y la nubosidad va levantando, los rayos de sol se van reflejando en la costa y vamos contemplando  el  flysch de Algeciras, donde los pliegues y cabalgamientos de las rocas hacen sus presencia, estas alineadas del mar a la costa como pasillos se mezclan con el mar que las va afilando poco a poco como hojas de cuchillos y te asombra su verticalidad…
Vamos paleando a buen ritmo y contentos por la bonita mañana que el día nos estaba regalando, a lo lejos divisábamos ya la Torre del Fraile y la corriente hacía su aparición. Vemos la isla de las Palomas, que es pequeña, de rocas calizas y se iza próxima a la costa.


Ponemos rumbo, para hacer un descanso, a Cala Arenas, donde vemos restos herrumbrosos del pecio que descansa frente a su paradisíaca formación. La cala Arenas es una pequeña playa de cantos rodados pero de aguas turquesas. Toda esta joya geológica pertenece al flysch de 


Algeciras, con materiales de arcillas, margo caliza, calcarenitas y areniscas micáceas, que al disgregarse los materiales mas blandos por la acción del mar, permanecen los más duros de la caliza, que es lo que da forma a todas estas pequeñas calas que van proliferando a lo largo de la costa. 


Tras un pequeño paseo por la calita para estirar las piernas, recomendable cuando se practica piragüismo, y contemplar su formación pusimos rumbo, esta vez, a lo que era nuestro objetivo: La ensenada del Tolmo.  


Saliendo nuevamente al mar, ahora nos toca ganar Punta Acebuche, desde donde gozamos de la presencia de la Torre del Fraile, torre vigía del siglo XVI, en estado de lamentable abandono.


No tardaremos mucho en llegar al peñón donde se erigía en su tiempo, el Fuerte de El Tolmo, hoy día prácticamente derruido, y que en su día sirvió como atalaya de defensa contra posibles ataques británicos tras la toma de Gibraltar en 1704. Este fuerte estuvo funcionando 70 años, hasta que en 1810, los ingleses lo echaron abajo… y ahora vienen aquí a disfrutar de nuestra costa, qué paradoja…
Esta franja costera está llena de historia, pero nuestros gobernantes no se han preocupado de mantenerla, para el conocimiento de nuestras futuras generaciones.


En esta paradisíaca ensenada, dimos trabajo a nuestras mandíbulas, degustando buenos productos de la tierra, acompañado por cervecita fresca, gentileza de Javi, que estrenó tambuchos.
La vuelta estuvo muy entretenida pues no paraban de volar los Exocoetidae (peces voladores) a nuestro alrededor, lo que le daba un toque mitológico a nuestro remar.

                                   https://vimeo.com/50952314

Nota: La foto de la Torre del Fraile y el montaje del vídeo (Getares-Tolmo) ha sido gentiliza de José María Romero, naturalista y gran conocedor de la flora y fauna de invertebrados. Nuestro agradecimiento por su aportación.