sábado, 30 de marzo de 2013

RÍO GUADARRANQUE

 Llevamos casi un mes de lluvias ininterrumpidas, lluvias intensas, para nosotros, que no estamos acostumbrados a tanta pluviometría se nos hace tedioso. La primavera acaba de empezar y tenemos la sensación de que se nos escapa, así que, como ya teníamos ganas de ver a nuestros compañeros palistas de la Estación de San Roque, para allá que nos fuimos.
Fiel a nuestra cita, nos esperaban Xema y Alejandro. A las 11h, nos adentramos, en el agua, dirección a tomar,  subida del río Guadarranque,  río por donde navega habitualmente Xema, dada sus buenas características para el kayak, pues, puedes navegar por él los días de levante, ya que te resguarda del viento, es un remanso de tranquilidad, es un estuario, tiene buena zona para embarcar y desembarcar, y cuando el mar está juguetón te da la posibilidad de coger unas olas en su desembocadura…


A pesar de que no es un río largo, sólo tiene 43 kms, hace muchos años tuvo que ser un sitio bucólico, cuando los cartagineses se asentaron en el Cerro del Prado y esta zona  formaba  una ensenada con sus río hermanos, el río Palmones y Guadacorte; y donde hoy podemos ver en su margen derecho la ciudad romana de Carteia, que agoniza, entre la refinería CEPSA, Acerinox y la térmica de Los Barrios.
El primer tramo del río se ensancha y permite la navegación de embarcaciones a motor, siendo utilizado por contrabandistas para sus “porteos” y donde se asienta un buen número de chalet de todo tipo y tamaño. 


Una vez pasamos el estuario notamos el aporte del agua dulce que baja del aliviadero del embalse de Castellar y donde el río nos va mostrando su fisonomía; su vegetación de juncos y cañas, su fauna de tortugas,  martín pescador,  garcillas, ánades reales, garzas reales…


Vimos como una tortuga nadaba con dificultad, y al rescatarla, nos dimos cuenta que su aprieto prevenía, de que, le habían mutilada una pata, posiblemente un depredador mayor que ella, y Xema la colocó en la arena a buen recaudo. Mientras que nos alejábamos nos acordábamos de  The Turtles y su canción Happy Together.
Vamos avanzando y vamos pasando puentes, conductos, vía de tren, y a un margen y otro, La Estación de San Roque, la urbanización de Guadacorte…
El río poco a poco se va estrechando y curveando, sin llegar a formar meandro, y adquiere un aspecto totalmente amazónico. Pero cuando estábamos en uno de los tramos más espectaculares, las lluvias habían hecho uno de sus estragos derribando  recientemente uno de los eucaliptos más robustos de su margen derecho cortando, así, el paso a todo tipo de embarcación.


Para terminar nuestra jornada de paleo por el Guadarranque salimos a su desembocadura, a la Bahía de Algeciras, pero ésta vez no encontramos olas, el mar estaba en calma…

 

domingo, 17 de marzo de 2013

PEÑÓN GRANDE

El peor enemigo del escalador de roca, es la lluvia. La predicción decía que había muy pocas posibilidades de recibir el líquido elemento, así que, nos acercamos a pié de vía cargados de quincalla y otros utensilios de textil y caucho necesarios para la progresión en vertical.
El Peñón Grande, en Grazalema, se puede subir andando con bastante facilidad, pero entonces no tendría gracia… las paredes están para explorarlas, disfrutarlas, y mancillarlas lo menos posible; solo lo necesario para nuestra seguridad.
La mala fortuna fue, que  a partir de la tercera reunión, empezó a llover y se complicó la progresión. Nano pasó por aquel diedro, empezando a mojarse, de primero, y cuando salimos Enrique y yo de la reunión, estaba todo tan empapado, que los gatos no tenían la adherencia necesaria para confiar en ellos; las manos, insensibles por el frío, no daban sensación de agarre a las presas, que para colmo, se me rompió un trozo de roca, al pellizcarlo. 
Una escalada épica, con una mezcla de adrenalina y miedo, que nos obligó a hacer una travesía hacia la canal de la izquierda y ascender por ella unos 15 metros, hasta que alcancé uno de los descuelgues que instalamos hace unos 5 años… o más.
Desde aquí, solo 3 rápeles y estaríamos en terreno seguro, pero con todo mojado. Para ese momento, Isabel, ya habría llegado al coche, tras haber caminado por los llanos del Endrinal, Puerto de las Presillas…
Sólo me queda, recordar al bueno de Alvin Lee, cantante y guitarrista de Ten Years After, que falleció el 6 del presente en la malagueña población de Estepona, y que tantas tardes de blues me ha proporcionado.







  

miércoles, 13 de marzo de 2013

GARGANTA DEL AGUA

Hay un dicho montañero, que afirma: Quien mucho mira la predicción meteorológica, pasa demasiado tiempo en la taberna. Llevo mucho tiempo convencido de esa verdad, y supongo que la frase tiene doble sentido, pues nos tendríamos que trasladar al siglo pasado, cuando las predicciones se miraban en la compañía de guías, que no era otra cosa que el bar donde se reunían. Por eso, el doble sentido, pues hay que ir a la taberna a mirarlas, y si no son halagüeñas, pues nos quedamos a tomar unas birras con los compañeros.
Hoy todo se ha vuelto más frío, desde que hay internet, uno las mira en casa. Cuando estamos fuera de casa, no nos queda más remedio que ir a la compañía, al bar, o mirar algún periódico…
Pues esta semana, la predicción se ha cumplido y bien: agua, agua y más agua. ¿y te vas a quedar un sábado en casa por eso?


En los Alcornocales siempre tienes donde elegir un recorrido atractivo. La Garganta del Agua hacía honor a su nombre, y bajaba abundante agua por su cauce y por todos los pequeños canutos que le aportan. El olor a vegetación podrida y la humedad era especial, y tuvimos que 


andar todo el barranco con las botas metidas en humus empapado. El brezo chorreaba, los quejigos vestidos de musgo brillante estaban preciosos, los saltos de agua se podían ver a diestro y siniestro… en fin, que aunque empezamos la caminata lloviendo, y la terminamos 


igual, tuvimos mucha suerte con el resto del día, además hay que añadir la sensación de soledad, pues solo nos cruzamos con los trabajadores que recolectaban piñas para Mateo-Zara, empresario de El Colorado. 


Decir que la ruta comienza junto al Puerto del Castaño, en la carretera de Jerez a Los Barrios, por una pista que no resulta aburrida, pues el paisaje cercano es muy variado, y llegamos hasta el Alto de las Presillas y Cerro del Cardo, desde donde se tienen unas bonitas vistas. No tiene


 pérdida, y siempre se puede mirar el plano de wikirutas y hacerse una situación de lugar.


Antes de comenzar el camino, habíamos parado en Alcalá, para comprar una telera del pan, tan rico, que hacen en el horno de Luna, pues el pan que se vende hoy día en supermercados es una 


transgresión al verdadero pan de antaño.  Trespass (transgresión), es el título de un álbum del grupo británico Génesis, de 1970, cuyo vinilo, heredado de mi padre y que yo escuchaba con 


menos de 10 años, todavía me da buenas vibraciones escucharlo, sobre todo su último corte: The Knife. Quizá  la voz de Peter Gabriel le da un toque especial.




Ficha Técnica:

Localización: Parque Natural de los Alcornocales

Población: Los Barrios (Cádiz)

Altitud: 540 ms

Distancia: 16 Km

Desnivel: 500 ms

Dificultad: Baja

Trazado: Semicircular

domingo, 3 de marzo de 2013

INFERNAL AL TORRECILLA


Hace 69 años, nacía un querubín de ojos azules y pelo dorado  al que llamaron Roger Daltrey, y lanzaría a este mundo su primer alarido en  un hospital de Hammersmith. Aunque su madre, en principio fue diagnosticada de infértil, tuvo la suerte de dar a luz a este personaje, que se tragó un clavo oxidado con 3 años, hecho que obligó a intervenirlo y dándole problemas de úlcera estomacal a los 5 añitos.

 Esto no impidió que llegase a convertirse en una de “las voces” del rock en todo el mundo, al formar con Pete Townshend el fantástico grupo The Who.

A las 7 de la mañana sonaba Won´t Get Fooled Again, en el programa de Ángel Carmona, en la radio del coche, al paso por Bornos, y como era San Rosendo, en el santoral, y ese es el patrón de todos los roqueros, le estamos eternamente Agradecidos a todos por llenar nuestras vidas de buena música.

También agradecemos al invierno la copiosa nevada que nos impidió llegar al área recreativa Los Quejigales, obligando a comenzar la caminata en la misma puerta del Cortijo La Nava.

El carril estaba completamente cubierto de nieve, y el Pinsapar de Las Ánimas se había convertido en un laberinto, digno  de cualquier bosque Suizo en invierno.

La tarea de abrir huella requería mucha energía y la marcha se vería lo suficientemente enlentecida como para, muchas horas más tarde, invitarnos a encender nuestros dispositivos Petzl de iluminación cuando aún bajábamos por el carril del Puerto de los Pilones, no sin antes haber conseguido con bastante trabajo, hollar la cumbre más alta del Cerro de la Plazoleta a la hora límite de las cuatro de la tarde.

Decir que todo estaba nevado, desde El Lagarín, en el Gastor; El Coros, junto al Puerto de las Palomas; Sierras Prieta y Cabrilla; y el mismo camping de Conejeras.

Un placer, que compensa el esfuerzo, aunque en el título haya confundido una V con una F.
























Datos Técnicos:



Localización: Parque Natural  Sierra de las Nieves

Población: Tolox (Málaga)

Altitud Máxima: 1919m

Distancia recorrida: 28 kms

Desnivel: 1222 m

Tipo de Trazado: Circular

Clima: Media montaña invernal