miércoles, 30 de octubre de 2013

DEPORTIVA


El domingo amaneció soleado; aprovechamos el primer día de la nueva hora en el Parque del Estrecho, en los sectores Bordillos y Mosaicos, donde dimos clases de escalada a dos tercios del grupo habitual.
Es uno de los mejores y más completos ejercicios que podemos realizar en plena naturaleza, pues además de trabajar al 100% la musculatura esquelética, ponemos a prueba nuestra inteligencia y habilidades. La toma de decisiones se vuelve imprescindible si queremos evitar una caída, aunque no estamos del todo a salvo de ella, ya que el agarre nos puede fallar.
Llevo unos 11 años acudiendo a escalar al Bartolo, y la verdad, es que me gustaba más antes de que talasen todo el bosque del Tajo del Búho. Lo que no me perdono es que en todo ese tiempo, este domingo haya sido la primera vez que he subido caminando a la cumbre de la sierra… hemos descubierto unas vistas asombrosas de la ensenada de Bolonia, Sierra de la Plata, Cabo de Gracia, Cabo Espartel… pena que de tanta foto a tíos pegados a la pared como lagartijas, la batería de la G11 se quedase seca…
No es que hayamos caminado por el lado más salvaje de la vida, pues la naturaleza es nuestra madre y a quien le debemos la suerte de poder respirar, pero teniendo en cuenta que si te falta el aire no podrás bailar: Lou Reed, que descanses en paz.








domingo, 27 de octubre de 2013

BTT EN CHICLANA (Cádiz)

-->
Esta población ha sido la cuna del ciclismo de la provincia de Cádiz. Recuerdo que en los 80´s había entre clubes y equipos unas 15 agrupaciones ciclistas. Entre tanta afición, no era de extrañar que sacásemos una medalla de oro en el ´92.
Buenos tiempos aquellos en los que era capaz de subir el Pto del Bujeo detrás de un camión de la Celupal, o llegar a Cádiz arrastrado por el rebufo de una hormigonera desde San Fernando…
Hoy no nos dedicamos a intentar alcanzar los 75 km/h en llano… pero si a pasear por los bellos rincones del pago Melilla y la playa de la loma del Puerco, patria chica de Las Mónicas, capaces de fusionar el flamenco y el rap haciendo una versión inmejorable de la banda sonora de la serie televisiva “El Príncipe de Bel´Air”.
Con la excusa de que los turistas puedan pasear por la parte alta de las playas entre la Barrosa y la Torre del Puerco, han construido un camino de adoquines que es óptimo para dar un paseo en bicicleta y disfrutar de vegetación de ribera y de las vistas del oleaje que viene a morir a la playa, por cierto, buen enclave para practicar el surf.
La intención de llegar hasta el faro de Cabo Roche se truncó cuando estando en el mirador de los Enebros, nos tuvimos que refugiar bajo su techo, de una gota fría que nos sorprendió el sábado por la tarde, convirtiendo en ríos todos los caminos que bajan del pinar a la playa.
Volvemos a insistir en la necesidad de cuidar nuestro entorno. Estando en el mirador bajo aquel fortísimo chaparrón, teníamos un soniquete incesante que provenía del golpeteo de las gotas de lluvia en la cantidad inenarrable de latas de refrescos que tapizan el enebral. Una pena, una lacra…
Terminamos el paseo en la entrada del carril de la Salina de Carboneros.







jueves, 24 de octubre de 2013

MAR DE FONDO


Tras el relaxing cup of té en Guadalmesí, y comprobar lo apetecible que estaba el mar en el estrecho, tres días más tarde fuimos a comprobar si el bidón de la vergüenza había sido retirado de la playa del Castillo, en Camposoto, camino de la Punta del Boquerón. Hace cuasi cuatro semanas avistamos un bidón lleno de aceite quemado (20 litros) en la playa. Lo colocamos en alto para evitar que el mar lo golpease. A la semana siguiente, seguía allí, y lo pusimos (con esfuerzo) en el único mirador de madera que hay en la playa, avisando a la policía local de San Fernando y al 112 para advertirlo, y nos llamó a casa un agente para preguntar donde estaba.
Dos semanas más tarde, el bidón sigue allí, pero vacío. Algún alma de cántaro se ha dedicado a rociar aceite quemado por toda la plataforma y la arena de la playa, como se ve en la foto.

                                                                  Cerebro

Ahora nos preguntamos: ¿quién es el responsable de tamaña faena? Incluso me culpo yo, por no habérmelo llevado hacia los contenedores que hay en el aparcamiento, la primera vez que lo vi.
Cambiando de tema, el mar estaba precioso, según la página de Portus el oleaje ha llegado a 1,70m de altura, pero no nos hemos metido a surfear, no sea que venga la ola cargada de material y te lleves un mal golpe. En la playa hay tablones y basura de todo tipo.
No podríamos pasar de largo por la orilla sin acordarnos de un disco que en 1990 lanzó Eric Clapton con algunos amigos: Jimmy Page, John Mayall, Peter Green, Albert Lee, Savoy Brown,… llamado British Blues Heroes y que es una joyita de la música que no debemos dejar de escuchar.




martes, 22 de octubre de 2013

DESDE TARIFA A LA TORRE GUADALMESÍ


El otoño más parece un veranillo del membrillo, y se nos apetece caminar junto al mar, aunque vamos combinando actividades marineras con otras de secano.
Decidimos ir a Tarifa a celebrar mi cumpleaños, y tomamos la Colada de la Costa, sendero que comienza junto al puerto de Tarifa y que discurre por una vía pecuaria que avanza paralela al litoral, dirección Algeciras.
Se trata del sendero más meridional de Europa, y ya lo recorrimos en mayo de 2011, saliendo desde Algeciras en aquella ocasión, y acabando en Tarifa, lo que resultó más atractivo, al hacerlo de forma lineal, pero aquella vez contamos con el apoyo de un autobús.
Al que sea apasionado de las construcciones de vigilancia y defensa le gustará este camino, pues está jalonado de viejos bunkers, linternas, casas de la Guardia Civil y torres vigía, aunque en estas latitudes, el deporte nacional sea el de arrojar todo tipo de desperdicios al interior de estas viejas edificaciones, que nos guste o no, forman parte de nuestro patrimonio, levantado en el transcurso de la historia más reciente.
Lo más atractivo del recorrido, sin lugar a dudas, son las espléndidas vistas que tenemos de la costa marroquí, que dista escasos 15 kms de donde nos encontramos.
El recorrido es ciclable hasta la Torre de Guadalmesí, por si alguien gusta de la velocidad, y de esa manera, también puede recorrer mayor distancia. Es la ventaja de las dos ruedas.
Otra de las curiosidades geológicas que podemos disfrutar son las plataformas de abrasión en la zona de influencia mareal, pues en el mioceno inferior, la cosa tuvo que estar “movidita”, dejando este regalo para la vista y que por supuesto, en pleamar, se puede recorrer en kayak, dando la sensación de estar en una pista artificial.
La gran pena, es que todo el recorrido está decorado con una cantidad de basuras de magnitudes bíblicas. ¿Solución a esto?, supongo que la voluntariedad.
Desde luego, la mejor manera de vacunarse contra el desperdicio, es escuchar un buen blues, por ejemplo de la mano de Alan Haynes, mientras nos calentamos un té a la sombra de la Torre de Guadalmesí, que se mandó construir durante el reinado de Felipe II, y que todavía nos aporta sombra y nos protege del viento.







Coleman 550B calentando el té con gasolina sin plomo



Probablemente el borrico más meridional de Europa


domingo, 13 de octubre de 2013

EL PALO


La emoción de caminar a oscuras por la montaña cambia radicalmente cuando enciendes el frontal. De pronto, te invade una falsa sensación de seguridad, es como si tu mundo se redujese a esos escasos metros que alcanza el haz de luz que sale de tu cabeza. Parece que no estás allí, rodeado de lapiaces y escarpes que incomodan tu avance… parece que no estás allí… cargado con el peso suficiente para hacerte desequilibrar a cada instante… realmente si que estás allí.
Montamos la tienda en la más absoluta oscuridad, y disfrutamos de nuestros pequeños manjares en el interior… dispuestos a alcanzar el sueño en una noche estrellada, en la que pudimos disfrutar de la Vía Láctea… el otoño ha llegado, y nuevamente retomamos la actividad de subir montañas… sin sentido… la comunicación se rompe por completo en el momento del orto: Communication Breakdown (Led Zéppelin) retumba en la imaginación, aunque la realidad es otra: nace un nuevo día y estamos vivos para poder disfrutarlo por encima de las nubes. Es un momento incomparable.









miércoles, 9 de octubre de 2013

CÓSMICA


En el sector Placas Grandes, en San Bartolo, con orientación Sur, tenemos varias vías de escalada clásica.
La escalada clásica se caracteriza por tener que conocer y practicar las medidas de autoprotección. Los elementos de autoprotección empleados en esta modalidad son porteados por la cordada, normalmente en los anillos portamateriales que para tal efecto ha dispuesto el fabricante de nuestro arnés.
Cuando las rutas son demasiado largas, incluso se recurre a cinturones o bandoleras adicionales para aumentar nuestra capacidad de porteo y poder ordenar el material de forma que nos sea más rápida su localización en los momentos en los que nos encontramos suspendidos en plena pared en situación precaria.
En esta ocasión nos reunimos Rocío, Fali y uno de nosotros para afrontar la Cósmica: IV+, IV+, V+ - 70m. El sol apretaba, lo que nos hizo caer en facultades físicas en los últimos metros, pero las vistas que se obtienen de la Ensenada de Valdevaqueros, Tarifa, el Djebel Musa y cabo Espartel, compensan sobremanera la deshidratación.
Tampoco se trata de un infierno… es una grata afición, aunque a veces volvemos con unos gramos de piel de menos y algún material perdido en la roca… siempre estamos en la opción de escuchar a los murcianos Neuman, y dejarnos llevar por la sensibilidad de Hell, para recordar los buenos momentos y no olvidar nunca los malos.
Comentar para el que no lo sepa, y sienta curiosidad, que en clásica, los empotradores y fisureros empleados para auto protegernos, los coloca el primero de cordada en fisuras o agujeros naturales, y los recoge el último, quedando la pared limpia y tal y como estaba antes de la actividad… sólo dejamos algunas gotas de sudor, un poco de magnesio (no suelo usarlo pues no me sudan las manos), piel, y ganas de volver… a cambio, solemos desbrozar un poco las fisuras y eliminar restos de vegetación de la pared, para limpiar la vía.








lunes, 7 de octubre de 2013

MOLINOS DE MAREA Y KAYAKS DE MAR


En esta salida, Antonio Gómez ha fusionado los dos club: por una parte el club de Montaña de Chiclana y por otra el club San Fernando Kayak, para realizar un recorrido por la Bahía de Cádiz y poder adentrarnos, así, en los diferentes molinos de marea que la circundan, de esa manera, también ha fusionado distintas modalidades deportivas con la historia de nuestra bahía.
Como cantaría Camarón, espejos de sol y sal, donde se duermen los barcos; y de paso, hablamos de otro grande de la fusión musical. Allí fue nuestro punto de encuentro: la playa de la Casería, aunque actualmente no se puede considerar una playa de arena, sino más bien una playa de fango, a raíz de la construcción del Puente de Carranza, que impide el paso de la arena y su regeneración natural por las mareas; y ahora con el segundo y faraónico puente… vamos a ver como acaba todo esto.
 Sin embargo los pescadores han sabido sacarle provecho y la utilizan para faenar y  adentrase a la abra por el caño de las Astillas que fue el que utilizamos nosotros para partir, debido a la bajamar.
La mañana se presentaba esplendida de temperatura y nos fuimos bordeando la ensenada de Ossio, hasta Punta Cantera,  para bordear los veintiséis polvorines que la Armada tenía para almacenaje y suministro de municiones a las flotas.
Gracias a que todavía estábamos en período creciente de la marea pudimos ver el muelle y el espigón fabricados con sillares de piedra ostionera, sin lugar a dudas, un lugar que arrastra una rica historia, desde los romanos  hasta una arquitectura militar del s. XVIII y que a día de hoy se encuentra en un estado de abandono absoluto.
Sin embargo, a unos metros se encuentra el complejo comercial de Bahía Sur, de nueva construcción, que a los isleños nos cuesta una buena fortuna mantenerlo todos los meses debido a las malas y prepotentes gestiones de nuestros políticos. Sí, nos toca a los isleños pagarlo, porque ese dinero sale de las arcas del Ayuntamiento, que se recaudan con nuestros impuestos; y van a parar a las manos de los antiguos propietarios de esos terrenos, ya que construyeron “algo” para lo que no fue expropiado.
Este es uno de los puntos incongruentes que suelen ocurrir en muchos municipios, que son poseedores de ricos Patrimonios y en vez de reutilizarlos, levantan obras faraónicas que no tienen mucho sentido; y dejan que nuestro legado Histórico se derrumbe y destruya por malos acuerdos entre diferentes administraciones.
Muy cerca de allí, se encuentra el Molino mareal harinero y puente de Caño Herrera del s. XVIII y que hoy día ha desaparecido toda su función y se encuentra restaurado lo que es el puente, desde allí pusimos rumbo a los molinos de San José y Santibáñez donde algunos pudieron pasar por una de sus ocho compuertas que facilita la entrada del agua al subir la marea.
Después de toda la mañana de visita turística, por el mar, era hora de un merecido descanso acompañado de nuestras exquisitas pitanzas, debidamente estibadas en nuestras “canoas”, antes de echarnos a la mar.
No quisimos abandonar el lugar sin pasar antes por el Molino del río Arillo, que no es río, si no caño y su entorno está preparado para realizar actividades de senderismo. Al que le atraiga la ornitología, dispone de un mirador de aves en un enclave muy tranquilo, aunque debe acudir con el estómago preparado, ya que además de aves, podrá avistar bidones, cajas, plásticos, envases, televisores, frigoríficos, maderas de todo tipo… en fin, un rico patrimonio que no hace más que mostrar la educación de las personas que habitamos la bahía. Nos encanta ver nuestro litoral destrozado y lleno de basuras… vamos por buen camino!