miércoles, 7 de noviembre de 2018

Por la ribera del Tormes, entre Hoyos del Espino y Navacepeda de Tormes.


Lo fácil sería ahora, hacer alusión al Lazarillo… pero no.
El 24 de octubre y con dos días de retraso, nos enterábamos de la muerte de uno de los músicos con un estilo más propio de cuantos escuchamos a diario. Tony Joe White era de esos seres humanos que conseguían aportar esa esencia a la vida de los que simplemente nos deleitamos con el trabajo de los demás, y aunque seguirá sonando en esa emisora de referencia, de la mano de El Saltamontes, seguramente nuestros sentimientos ya serán muy distintos cuando nos penetren las ondas de su forma de tocar y cantar. Larga vida a su legado.
Otra propuesta exquisita para avivar nuestro corazón, es la de caminar junto al río Tormes, que nace en Navarredonda de Gredos, y tributa generosamente al Duero. Para ello, saliendo desde Hoyos del Espino hacia la Plataforma de Gredos, justo al cruzarnos con el río, tomamos el camino en sentido descendente. Hablamos de un tramo del GR10, sendero de 1600 kms que conecta Lisboa con Valencia, uniendo dos mares. Caminaremos desde las inmediaciones del camping, hasta la población de Navacepeda de Tormes.
Las nevadas de los días anteriores y el incremento de las temperaturas, proporcionaron un considerable caudal, y como el otoño estaba ya avanzado, el paladar se embriagaba de olores, colores, y sonidos… tanto que no nos importó en absoluto que estuviese lloviendo buena parte de la mañana.
Una vez en Navacepeda, y al no conocer el entorno, consultamos a un paisano, que nos aconsejó la carretera durante 3 kms, por encontrarse el camino posible un poco perdido, hasta Hoyos del Collado, y desde aquí atrochamos con facilidad hasta el mismo río. El día se aclaró, pero las cumbres de Gredos siguieron encapotadas hasta el ocaso.
La idea primigenia era la de ascender al Morezón desde la Plataforma, pero a las 6:45 en aquel inhóspito aparcamiento, no había manera deliciosa de abandonar el coche, así que nos fuimos de vuelta al pueblo, para volver a tomar café y utilizar la cabeza. El resultado fue esta maravillosa caminata de ribera… nunca nos habíamos alegrado tanto del mal tiempo. Improvisar, compensa.

Recorrido en Iberpix. Camino en azul.

Directorio junto al aparcamiento y el restaurante.

Pinos silvestres y vegetación de ribera en abundancia. Llueve.

Estamos rodeados de setas por todas partes.

Esta es para alucinar.

Camino GR10.

Charco Carnero.

Lindas lindes.

Frutos recién lavados.


Con unos metros que se suban, la panorámica es de obra de arte.

Siempre bajo el paraguas, para no mojar la cámara.

Entrada a Navacepeda de Tormes. Nos pusimos "moraos" en una zarza.

Hoyos del Collado a la izquierda y del Espino al fondo.

Como diría Extremoduro: "Vamos niña, al pilón". Hoyos del Collado.

Atrochando hacia el Tormes.

Y seguimos con las cumbres cubiertas.



2 comentarios:

  1. Como siempre, magnífico reportaje con muy buenas fotos y un más que merecido homenaje a Tony Joe White.
    ¡Felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Manuel. Ya sabía que te gustaría nuestro recordatorio musical. Una gran pérdida... que le vamos a hacer. Seguiremos escuchando su registro, y por supuesto, caminando también.
      Salud, compañero.

      Eliminar