miércoles, 6 de julio de 2016

Fondo en Carretera a la entrada de Alcornocales

Es comenzar el Tour y ya estamos todos pegados a la tele, disfrutando y tomando nota de los posibles enclaves de la Francia para acercarnos a gastar nuestro preciado tiempo.
Pero claro, para poder disfrutar de esos bellos parajes de nuestros vecinos del Norte, se precisa cierto entrenamiento, y como el estío deja caer a plomo sus pesadas temperaturas, poco agradables para caminar por nuestra sierra de Grazalema, decidimos cambiar de modalidad y sacar del salón el tándem, para tonificar la musculatura, mejorar nuestra coordinación, el trabajo en equipo, los reflejos, y ampliar la capacidad de sufrimiento, acompañada del umbral anaeróbico.
Una ruta aconsejable para disfrutar de paisajes variados, campos de cultivo, alcornocales, pinares, encinares… es salir a pedalear desde El Pedroso, en el cruce entre Puerto Real y Paterna. Tomamos la CA-3200 sentido Paterna, que son solo 11 kms. Desde la población del Perro de Paterna, cantaor Flamenco, tomamos la CA-5032 hasta Alcalá de los Gazules, donde, sin subir al pueblo donde residió El Niño de Alcalá, hacemos un giro de manillar a nuestra izquierda, para tomar la A-375, mal llamada Carretera de Puerto Galiz, sin llegar a la famosa venta, pues en el Puerto de las Palomas, donde tenemos un espléndido mirador, tomamos la CA-5102 hacia San José del Valle, patria chica de Chiriva del Valle, tercer Cantaor de nuestro periplo a cuatro pedales. Este tramo tiene unas bajadas espectaculares, en las cuales alcanzamos velocidades de hasta 60 kms/h… empresa complicada al tratarse de un tándem, pues la inercia de unos 165 kilos es difícil detener cuando lo que toca el suelo son dos Top Slick de Hutchinson con 12 años, 6 psi de presión, y apenas una pulgada de ancho… gracias a los 203mm de los Shimano Deore que monta nuestro Definitive, podemos hoy, escribir estas líneas desde el escritorio y no desde un hospital.
El grado de compenetración debe ser máximo, pues a la mínima que uno de los dos, sobre todo el de atrás, se mueva un poco, como pasaba al principio, el tándem toma la tangente de forma incontrolable. Es necesario negociar con precisión curvas a más de 50km/h sin tener visible la salida, y para ello, hay que ir poco a poco tomando confianza en el piloto, pues es fácil ponerse nervioso/a si vamos detrás, sin ver casi nada, y sentir el asfalto moverse a gran velocidad bajo las finísimas ruedas que te desplazan… sin saber si tu capitán va o no a cometer un error.
En Venta El Boquete, no tendremos más remedio que parar y avituallar nuestros cuerpos, que a estas alturas ya adolecen las partes de apoyo con nuestra preciada montura, a sí, además de ingerir algo, descansamos un poco las piernas, sin entretenernos demasiado, pues llevamos 58 kms encima y todavía nos quedan 31 por recorrer.
Una vez llegados a El Chaparrito, tomamos el desvío a la izquierda, hacia Paterna, para cerrar nuestro recorrido de nuevo en El Pedroso. En total, 89,5 kms, unos 900m +,  y 4h 55´ de pedaleo… distancia y tiempo nada desdeñables para tratarse de dos personas que son meros aficionados a salir esporádicamente a dar un paseo en bicicleta.








viernes, 1 de julio de 2016

Vías Verdes de Matagorda y Puerto Real - San Fernando

El Suelo Español se ha vuelto muy difícil, eso está claro, y así lo refleja Soleá Morente en su último trabajo discográfico, con un pasodoble muy satírico…
En la Bahía de Cádiz, tenemos la posibilidad de recorrer más de una vía Verde en una sola salida, además, disponemos de apoyo ferroviario para volver al punto de partida, en caso de necesidad.
La vía Verde de San Fernando a Puerto Real, es un trazado totalmente llano, que discurre paralelo al nuevo recorrido del tren, con las marismas y la bahía al otro lado. Oficialmente tiene 8,25 kms de longitud, partiendo desde las inmediaciones de la Estación de Renfe de San Fernando, y terminando en el punto limpio de la entrada de Puerto Real, o viceversa.
Si dejamos el coche, en caso necesario, en el aparcamiento de la estación, seguimos el carril bici hacia el Este, y entramos de lleno en la vía.
Pasaremos por algún observatorio de aves, tres puentes de hierro sobre los caños mareales, una escapatoria a mitad de recorrido, a través de un puente, por el cual podremos ir a Barrio de Jarana (en caso de necesidad de avituallarse) y la preciosa Salina de la Esperanza.
Al terminar el trazado, en Puerto Real, si seguimos el carril bici (no es continuo), en línea recta, llegaremos a la estación de tren, y podremos tomar uno para volver.
Si tenemos ganas de más aventura, y fuerzas, seguimos pedaleando hacia la Universidad de Cádiz, Campus de Puerto Real, y en la misma puerta, tenemos el acceso al Parque Metropolitano Marismas de los Toruños y Pinar de la Algaida. Nada mas entrar por la puerta, el camino de la derecha, es la Vía Verde de Matagorda, con un trazado de 3,6 kms, que se puede completar de forma circular, volviendo hacia la Universidad por el desvío que nos encontraremos a la izquierda, justo al terminar la vía Verde. Si seguimos en línea recta, podremos llegar hasta El Puerto de Santamaría, con otra opción circular más amplia y atractiva, pues cruzaremos dos puentes que libran el río San Pedro. Si llegados al Puerto de Santa María estuviésemos cansados, o hemos realizado la salida caminando, a un kilómetro del puente del río, tenemos la estación de tren de Valdelagrana.
Como siempre, está prohibido tirar basura en estos entornos, pues son Parque Natural, y para ello, al cruzar Puerto Real, tenemos papeleras a nuestra disposición.
Tanto caminando como en bicicleta o en patinete, es una opción muy atractiva si queremos pasear entre marismas.

















jueves, 16 de junio de 2016

En tándem por la Vía Verde de Olvera

En el deporte pasa tres cuartos de lo que pasa en la música.
Hay modalidades minoritarias, por ejemplo el kayak, y otras mayoritarias, como la bici.
Dentro del ciclismo, existe una modalidad, ¿minoritaria?... ¿o quizá deberíamos llamarla minorizada? . Es el tándem. Muchos nos decían, ¿seguro que os vais a meter en un tándem? Eso es complicado, te obliga a salir con alguien, os vais a pelear… Nada más lejos de la realidad. El tándem ha superado con creces las expectativas de la bici. Es muchísimo más divertido y la progresión es exponencial. Se trabaja la comunicación, la empatía, el equipo… el amor.
Otra duda que queremos despejar, es el tema del transporte: El tándem cabe dentro del coche… en definitiva, a todo el mundo le atrae… pero pocos se atreven.
Hay músicas llamadas… mal llamadas, minoritarias, que quizá su verdadero concepto es que han sido minorizadas, por la razón que fuere… pues son géneros o estilos que despiertan simpatía y curiosidad, sólo que no les dan el empujón que se merecen. Es el caso de la música de raíz española. Por eso queremos nombrar una banda que despierta pasiones a quien la escucha, aunque no se le de el “bombo” que se debería. Hablamos de Coetus… por poner un ejemplo. Es una banda con una complejidad tremenda, ya que usan instrumentos muy tradicionales, y conseguir afinación es difícil. Basta ver un video de ellos para darnos cuenta.
Por eso, romperemos dos lanzas, una a favor de esas músicas folclóricas, y otra en beneficio del uso del tándem… si estás cansado de salir con tu pareja y tener que esperarle… ve en tándem… siempre caminaréis juntos, y uno aprenderá del otro, además de reconocer errores propios que te harán mejor ciclista, y persona.
El resto, es fácil, comenzar a pedalear en la Estación de Puerto Serrano, pasar por la de Coripe, Zaframagón, y Olvera, y al comprobar que el restaurante está cerrado, pues hubo que ascender al pueblo por una rampa imposible, con todo el desarrollo posible. Es duro subir en tándem esas cuestas… es un reto, sobre todo, es complicado bajarlas, y es que frenar 170 kilos, no es moco de pavo.
Un detalle que si nos gustaría comentar, es que las vías Verdes son una magnífica opción para disfrutar del pedaleo, en solitario, en grupo, en familia… en tándem… pero sobre todo, hay muchos que deben entender que la vía no es nuestra, y que no se debe circular en paralelo (o en pelotón), sobre todo en los túneles… y más aun, si vamos sin luz, pues el resto de ciclistas, no tenemos rayos X.

Por cierto, el tándem, no sólo es para pistas y vías verdes… ya lo hemos metido por senderos y pequeñas trialeras con bastante éxito. Lo dicho, es más divertido que la bici.