miércoles, 3 de febrero de 2016

Sierra Carbonera (300m)

Exclusivo para "Musiconautas":
Cuarta necrológica, por desgracia para el mundo de la música, pues acaba de fallecer el 28 de enero, el guitarrista y fundador de la banda Jefferson Airplane. Paul Kantner contaba con 74 años y fue un pionero de la contracultura en San Francisco.
Pero no queda ahí la desgracia, pues el mismo día 28 fallece Signe Anderson, que fue la primera vocalista del grupo. Una triste coincidencia.
Sección "Terranautas":
Hoy proponemos caminata gaditana, y asomarnos al mejor balcón que tiene la Bahía de Algeciras para su contemplación. Desde pequeño, ya seducía la aventura de encaramarme a la cumbre de esa sierra, custodiada por militares, los cuales nos solían expulsar del lugar, advirtiendo de que fuese la última vez que nos veían por allí, y tal… era la consecuencia de criarse a las faldas de esa montaña.
Subimos desde San Roque, entrando por la antigua carretera militar,  la cual tomamos por la carretera de servicio, en sentido Estepona; perfectamente ciclable, hasta que nos crucemos con un sendero que atrocha buscando la arista cimera. En sólo unos minutos, las vistas serán gratamente sorprendentes.
Se alcanza el Vértice Geodésico, muy bien conservado, y de ahí pasamos a los repetidores, para continuar el sendero que baja hasta La Línea.
Una vez comencemos a descender, a los cinco minutos, o así, veremos a nuestra derecha una boca de túnel, casi colmatada. Solo hay que agacharse un poco para pasar por debajo, y una vez dentro podremos caminar de pie, incluso pedaleando… eso si, es imprescindible llevar frontal ya que está totalmente a oscuras. En el interior hay incluso galerías. Se trata de una edificación de defensa, que sorprendentemente, está muy bien conservada, pero puede ser que en época de lluvias esté inundado. Este túnel nos deja en la otra vertiente de la montaña, la que da a la bahía, junto a una caseta blanca de electricidad abandonada.
Desde aquí, podemos bajar hacia La Línea, hacia Campamento, o atravesar monte como hicimos nosotros, buscando el camino que va hacia San Roque… pero si vas hacia el depósito del polígono, puedes tomar el mismo carril… y al final, se tarda menos, pues transitas por caminos y no por monte.
A quien le gusten las edificaciones de defensa, tendrá por esta zona una buena excusa para explayarse y quemar carrete.
Es extraño no encontrarse más bicis por esta zona, pues tiene mucho potencial ciclista, pero si que vimos algunos corredores de montaña, y motos de enduro, que al parecer son los verdaderos dueños de Sierra Carbonera.




















jueves, 28 de enero de 2016

Los aljibes de la Sierra de Ubrique

Es la cuarta entrada al blog, en lo que va de año… y la tercera necrológica. Esta vez le ha tocado a un cantante, compositor, guitarrista, actor… y miembro fundador de la famosa banda de Country Rock americana The Eagles. Hablamos de Glenn Frey, que acaba de fallecer el 18 de enero a los 67 años.
Son muchísimas las grandes canciones que recordaremos de los Eagles, seguramente la más famosa sea Take It Easy, o puede que sea The Heat Is On, banda sonora de la película Beverly Hills Cop (Superdetective en Hollywood). Aunque en este rincón, una de las que más encaja es James Dean. El toque de guitarra, los riffs, los coros… esta canción tiene algo muy especial. Siempre nos quedará su increíble voz… y ahora, nos iremos a la montaña.
Un paseo por Ubrique, por esas calles empinadas que conviven con la linde de la sierra misma, nos conducen hasta la ermita del Calvario, situada en un mirador de lujo. Pasamos por detrás de la ermita, y nos adentramos en el campo, buscando senderos, difíciles de seguir, no sólo por lo resbaladizo del terreno, si no también por que hay multitud de pequeñas trochas y todas tienen hitos.
Ya parecía, tras un buen rato caminando, que habíamos encontrado el trazado bueno, pero esa zona no está muy transitada, y los senderos se cierran a nuestro paso. Una mañana muy laboriosa, desde luego, y que nos hizo perder mucho tiempo.
El objetivo es llegar al farallón inexpugnable que defiende la parte alta se la Sierra de Ubrique, y localizar el único paso posible para superar tamaña pared. Las vistas desde arriba son muy buenas.
Ahora se trata de dejar al Sur el Cerro del Algarrobal, para llegar a la casa del mismo nombre, al Este de Sierra Baja. Por esta zona disfrutamos de sendas muy transitadas, sobre todo por animales, y tendremos la oportunidad de ver los aljibes y algunas pilas talladas en la caliza. Es terreno casi llano, y se avanza bien. Llegando al Atochar, decidimos montar un bar, y tras la comilona y el descanso… merecido, ya que hacía un calor de finales de primavera, decidimos ir buscando la pista empinadísima (no se yo si mucha gente será capaz de subir por ahí en bicicleta) que baja al área recreativa del Cintillo… y desde ahí bajamos directo al pueblo, a por el coche. Una ruta circular, muy entretenida, y que nos deja ver una parte de nuestra historia.




















viernes, 22 de enero de 2016

El Palo (1400m) por el torcal del Tunio (1329m)

A las 7 de la mañana del día 8 de enero, nos enteramos del lanzamiento del último trabajo de David Bowie: BlackStar, y lo presentaba en sociedad el día de su cumpleaños… 69 años… una cifra que apasiona a casi todo el mundo. Hay canciones, como Lazarus, que transmiten un mensaje, que quizá tome otra dimensión a partir de lo que ocurriría tan solo 2 días después, en Manhattan.
Ha sido sin lugar a dudas uno de los artistas más influyentes en el mundo de la música y del arte pop en general… seguramente es imposible saber cuantas imágenes habrá por el planeta de este maravilloso artista. Ha sido de lo más fotogénico e impactante que ha habido en la escena musical mundial.
Cincuenta años ofreciendo música, han dado placer a todas las personas que en el planeta tienen acceso a ella, eso es seguro… y colaboraciones o versiones… ha habido muchísimas.
No se puede añadir mucho más a esta triste desaparición, pues ya se han vertido ríos de tinta sobre David Robert  Jones… nunca olvidaremos a Ziggy Stardust… sólo comentar que aquella madrugada, la luna ofrecía un aspecto especial… apenas un octavo menguante que permitía ver la luna entera.
No sabemos si es que todas las semanas hay una carrera por la sierra, pero casi cada vez que acudimos a ella, y no son pocas, coincidimos con las balizas del trazado… pero nunca vemos a los corredores.
Atravesamos los llanos de Libar, entrando por el Puerto del mismo nombre, habiendo salido desde Villaluenga a las 8:30. La marcha era lenta, pues el día estaba muy fotogénico, y en unas horas, estábamos los cuatro en la cumbre de un tocho calizo, casi cuadrado, en el que tienes que ir trepando piedra sobre piedra hasta llegar a su aplanada cima. La sensación aérea que ofrece la cumbre del Tunio es espectacular… muy aconsejable. Vistas preciosas a los cuatro vientos, como la torre del homenaje de cualquier fortaleza.
Tras ver las pilas y la perfilada figura antropomorfa que ofrece el vecino bloque calizo, pusimos rumbo al pico que da la cota máxima de toda la Sierra del Palo, no sin antes parar a preparar un té y dar buena cuenta de nuestras viandas. Desde la cumbre donde se yergue el Vértice Geodésico, las vistas no eran moco de pavo.

Bajando del Palo, por la Oeste, llegamos a los llanos de Libar, con una luz estupenda… arribando completamente a oscuras a la población donde teníamos aparcado el coche. La verdad es que los cuatro pasamos un día estupendo.