martes, 16 de agosto de 2011


Vº TRAVESIA DEL LITORAL ATLANTICO: Río Salado – Trafalgar

Nos dimos otro madrugón para navegar lo antes posible, ya que la logística de ir a recoger ambas embarcaciones y toda su industria lleva su tiempo.
Al llegar a la desembocadura del río Salado de Conil había mar de levas y una rompiente de miedo, de las que ponen el kayak a 45º de inclinación proa-popa y los bellos a 90º con respecto a la piel.
Es la segunda vez que salimos desde esta desembocadura para unir la costa gaditana remando, y en esta ocasión lo hicimos rumbo sur, hacia el cabo de Trafalgar. 


Cuando avistas a lo lejos el faro de Trafalgar, observas a estribor el mar abierto, un mar donde hace dos siglos tuvo lugar  la Batalla de Trafalgar. 
En esta contienda se enfrentaron la flota británica con Nelson al mando contra una flota franco-
La Breña de Barbate
española. En ella se dejó atrás 5000 muertos entre españoles y franceses, 4000 heridos y donde perdimos 15 buques a causa de los temporales del SW que se dan en la zona y de una flota bastante deteriorada.
Toda esta línea marítima por donde ahora navegamos estaba ocupada por barcos británicos y franco-españoles, mejor construidos y con calibres más grandes que los británicos, y navegados por oficiales expertos en navegación, pero España tenía el gran inconveniente de que no disponía de una tripulación eficiente debido a la fiebre amarilla que asoló el país en aquella época, así los marineros eran mendigos, campesinos, enfermos, ex presidiarios, gente que no sabía ni de armas ni de barcos…reclutados a la fuerza.
 Por ello, la realidad aquí tuvo que ser escalofriante, sangrienta y desoladora, te imaginas un escenario con embarcaciones de gran calado en concreto 33 buques españoles y franceses de la época y 28 ingleses enfrentados en una batalla naval donde los cañones no daban tregua…  cadáveres por doquier, navíos destrozados, velas a la deriva, cabuyería deshecha …. una vez establecida la derrota  los ingleses echaron todos los cadáveres al mar y la flota de guerra española quedó maltrecha. Los náufragos de esta contienda fueron atendidos por las poblaciones de nuestro litoral sin distinción de nacionalidad.
Aunque, hablar de Trafalgar supone hablar del comienzo de la decadencia de España en el S XIX, a raíz de estos acontecimientos España ya no pudo defender sus intereses en ultramar debido al deterioro de su flota. Sin embargo la armada británica se hace con la supremacía marítima hasta bien entrado  el s XX. Aunque todo esto pasó hace  siglos no debemos de olvidar nuestra historia y además un acontecimiento tan importante para España y que se desarrolló en nuestras aguas. Así, Benito Pérez Galdós en sus Episodios Nacionales, de original belleza, donde analiza la situación de España desde Carlos IV hasta el desastre de Trafalgar y donde dejó escrito su deseo de Paz
A unos kilómetros de Conil pasamos delante de la Torre del Tajo, es una torre de defensa costera de base cuadrada que fue mandada a construir por Felipe II en el s. XVI y posteriormente modificada en el XVIII. Como esta zona era zona fronteriza con el reino de Granada la torre servía para avisar de la llegada de los corsarios moriscos de los puertos de la zona norte de marruecos.
La amenazada Playa del Palmar
Íbamos remando a buen ritmo y a unos cuatro kilómetros de esta torre se encuentra la Torre de Meca, durante el ducado de los Medina Sidonia en la zona se construyeron las dos torres de vigías con una función defensiva, ambas torres son troncocónicas y se encuentran en buen estado de conservación.
Zahora
El mar de levas no nos dio tregua en casi todo el recorrido, y la corriente hizo que nos aproximásemos rápidamente al cabo, con un coeficiente de mareas medio y con el ciclo empezando a bajar. Cuando nos dimos cuenta nos encontrábamos en el cabo de Trafalgar. En toda esta franja la influencia de las mareas es bastante grande y peligrosa, es donde se encuentra los “bajos de la aceitera” y su famoso escalón, donde azotan fuertes vientos de poniente y levante.
Conforme te vas aproximando distingues el islote de arenisca conocido como isla de Trafalgar unido por un tómbolo al continente, sobre él los romanos construyeron el templo dedicado al dios Juno que contaba con un altar para los sacrificios.
Desde aquí se aprecia el escalón
Posteriormente los árabes en el s. IX construyeron sobre el promontorio una torre de vigía de planta cuadrada para su defensa contra la piratería que existía en la zona. Actualmente podemos divisar que se encuentra en ruina. Junto a ella se erige el actual faro que se remonta a los años 1860 y es una torre troncocónica de 34 m de altura y situada a 51m sobre el nivel del mar, y se divisa a lo lejos con su color blanco.
Tómbolo de Trafalgar
Cuando contemplas este ingente faro piensas en la canción de Jorge Drexler cuando canta en “Doce segundos”..:
Gira el haz de luz
Para que se vea desde alta mar
Yo buscaba el rumbo de regreso
sin quererlo encontrar
Un faro quieto nada sería
Guía mientras no deje de girar
No es la luz, lo que importa en verdad
Son los doce segundos de oscuridad.

Una vez pasado Trafalgar fuimos virando a babor para volver a nuestro punto de partida pero ya en esta ocasión íbamos contra corriente por lo que el esfuerzo se notaba en el avance. Cuando llegamos a la Torre de Meca pudimos deshacernos de la corriente y proseguir con una navegación normalizada, aunque las olas superaban más del metro y medio. Cuando llegamos de nuevo a la desembocadura del río Salado, la rompiente seguía aún bastante fuerte, por lo que tuvimos que ir surfeando las olas hasta la salida. Fue el momento más divertido de la travesía.

Ficha Técnica
Localización: Parque Natural de la Breña
Población: Conil (Cádiz)
Distancia: 25 Km
Trazado: Circular
Dificultad: Media



2 comentarios:

  1. como siempre,es un placer leer tu cronica.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Paz, esta parte la tienes que hacer pero con olas que es muy divertida..

    ResponderEliminar