martes, 13 de diciembre de 2011


LA TIÑOSA

De todos los techos Andaluces, es el único que lleva “ñ”, y después de darle caña al “Proyecto 8 montañas”, me las tenía que apañar para ir acabándolo con maña antes de finalizar el otoño. Este ha sido un buen año montañero, y que mejor señal de ello que enseñar en “Caminos y Caños” la realización de mi sueño.
Esta entrada parece un poco ñoña, y para dejarnos de patrañas vamos a enseñar la letra de la canción “Ñ”, de Guillermo Rayo, nacido en Jerez de la Frontera, y habiendo estudiado en Sevilla, este músico y actor tiene un gran talento que lo demuestra en esta canción:

Voy por la cañada haciendo señas,
cuñas en un tronco como un leñador
se me han enganchado las pestañas
justo en las montañas de su corazón.
Es una cuestión de maña
Del tamaño de la caña
Empeñada tengo a España
En ser dueña del Peñón

Una mañana fría salimos de Priego de Córdoba para acercarnos a la barriada de Las Lagunillas, donde comienza un carril, que da acceso a la base de la montaña más alta de la subbéticas Cordobesa. El Parque Natural de las Subbéticas se configura en la parte norte del Sistema Bético de naturaleza caliza, rodeada al sur de la cordillera Penibética.


Una vez en el carril ascendemos con el coche hasta que pasamos varios cortijos entre ellos el de Petronilo, transformado en casa rural, y vamos ascendiendo por el carril rodeados de olivos.

Llegamos a una divisoria de caminos, nosotros cogemos el de la derecha que nos lleva al Cortijo Alto de Torres, una vez pasamos este seguimos subiendo una suave pendiente y cruzamos el arroyo de Cañatienda y dejamos a nuestra derecha un cortijo en ruinas,  que aún, el paso del tiempo no ha borrado sus gruesas paredes y amplios corrales que albergaron un día, quizás, la vida de unos jornaleros que se vio truncada por el dramático entramado de la realidad agrícola  que siempre ha vivido Andalucía…


Una vez pasamos el cerro de la Cruz a nuestra derecha vamos subiendo al Puerto de Mahina (1165ms), ya por una zona despejada de encinas y olivos, y una vez arriba nos encontramos con un enorme hito que colaboramos a su mantenimiento y continuamos por un


pequeño sendero hacia la derecha en sentido contrario al que habíamos traído, y vamos ascendiendo por una pequeña veredilla con mucho cuidado de no resbalar por su gran inclinación.
Llegamos a unos farallones que lo vamos bordeando y pasamos por debajo de unos abrigos rocosos y alcanzamos el barranco que baja de la cueva del Morrión. 


Una vez en el agreste barranco comenzamos la subida por pequeños pasos que nos deja las aulagas, romero, enebros, sabinas y unos formidables pedregales y  llambrias…
 Después de una dilatada y definida subida, llegamos a la cueva del Morrión, con una amplia entrada, que sirve de aprisco a las cabras del lugar y desde donde tenemos unas vistas preciosas de la sierra de Alhucema.


Dejamos a tras la cueva y nos dirigimos por un sendero hacia el oeste y tras una pequeña elevación vamos caminando por la cresta por un cómodo y precioso sendero desde donde podemos contemplar los campos de olivos a ambos lados de la sierra de Horconera. 


Abandonamos las aulagas, y  los piornos y el pendejo cubren esta zona, con sus formas redondeadas las protegen de los fuertes vientos que a estas latitudes les azotan y de la sequía de los veranos calurosos.
Conforme vamos avanzando podemos ver una encina elevarse a estas altitudes y enseguida 
estamos en el vértice geodésico de La Tiñosa (1568 ms), techo de Córdoba y de las Subbéticas. Al lado del vértice se encuentra una bandera de Andalucía y un libro de firmas.
Una vez alcanzado nuestro doble objetivo, uno subir y otro ser el último techo de Andalucía


que nos quedaba nos pusimos a degustar nuestros bocatas con las formidables vistas que teníamos…mientras tanto un grupo de montañeros sevillanos hicieron cumbre y con ellos 


emprendimos la bajada  por el mismo camino hasta la cueva, una vez aquí bajamos por el barranco hasta el cortijo de Cañatienda o lo que es lo mismo el cortijo en ruinas, y enlazamos con el camino. 
Pusimos final a nuestra ruta degustando unas jugosas naranjas de Mairena del Alcor, gentileza de Rafa.     ¡¡rica…rica..!!

Ficha Técnica

Localización: Parque Natural de las Subbéticas
Población: Las Lagunillas (Córdoba)
Dificultad: Media
Distancia: 11 Kms
Desnivel: 778 ms

TORRE DEL CANUTO (Rute)

Dejamos Priego y nos dirigimos a Rute, donde Pascual Rovira, presidente de la Asociación de Defensa del Borrico tiene su cuartel general, en el que cría y cuida de estos entrañables y trabajadores animales. ¡qué hubiera sido de España sin el burro!.
Aparcamos frente a la destilería de anís Machaquito, en la plaza del pueblo, y caminamos por un frondoso pinar con bastante pendiente para subir al Canuto, en el monte Hacho, en lo que es la Sierra Alta de Rute. Un formidable paseo para hacer en una mañana, aunque con un desnivel impresionante, muestra de ello son las espectaculares panorámicas que podemos disfrutar desde su cumbre.


El camino empieza por una pista forestal que está indicada como PR y GR- que te lleva a Priego; una vez dejas la pista te adentras a la derecha por un pequeño sendero (PR) que empieza ascender poco a poco hasta llegar al Canuto presidida por una torre  vigía. Una vez llegamos arriba divisamos unas enormes antenas de alta tensión que alimentan los repetidores del pico.
Lo más pintoresco de este lugar es que han aunado en un mismo espacio dos obstáculos de altura con diferentes funciones y muy alejadas en el tiempo, por un lado podemos divisar un enorme pino artificial que camufla a una antena ¡algo genial¡, para no romper el impacto visual 


y medio ambiental, en este frondoso bosque de pinos, pero que a su vez está rodeado de enormes repetidores…??..por otro lado, a unos metros de esta amalgama de antenas  de alta tecnología te encuentras la torre vigía de época árabe, se encuentra un poco deteriorada por el paso del tiempo. Creo que con el amasijo que han plantado a su lado, bien podían haber invertido un poco en restaurar la torre y así  contribuir a conservar su Patrimonio Histórico del lugar y símbolo de Rute.


Una vez arriba el sendero continua por la izquierda y sigue por una pista rodeada de pinos por


 la que puedes subir a la sierra Alta de Rute y una desviación a la izquierda te lleva a donde está colocada la caseta contraincendios, desde aquí las vistas son espectaculares del embalse más grande de Andalucía, Iznája y sobre todo de la población de Rute y sus alrededores.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada