martes, 11 de enero de 2011

BARRANCO DEL INFIERNO
Barricada, en una canción dedicada a Matilde dicen así: “Matilde Landa, republicana, No pudieron colgar de tu pecho ni crucifijos ni sotanas. Matilde Landa, republicana, no pudieron colgar de tu pecho señales amargas…”
Matilde fue una de las muchas mujeres olvidadas que lucharon contra el régimen franquista, durante la guerra se dedicó a las tareas sanitarias por diversas provincias españolas ayudando a los demás.
La cúspide eclesiástica sólo quería su conversión al catolicismo como estandarte de propaganda, pero Matilde fiel a sus principios e ideas prefirió arrojarse por la ventana de la prisión antes que servir de propaganda del régimen. Seguramente para las autoridades eclesiásticas, Matilde vagaría por los infiernos, por eso, nosotros decidimos adentrarnos por el Barranco del Infierno para sentir lo maravilloso que es sentirse en el “infierno”.
El Barranco del Infierno es una Reserva Natural desde 1984, emplazada en el municipio de Adeje, en el suroeste de la Isla tinerfeña, para llegar sólo tenemos que cruzar todo el pueblo en dirección hacia arriba y al final de la calle Los Molinos se encuentra el centro de recepción de visitantes, donde comienza la ruta.

Inicio del sendero
Este Parque se caracteriza por la presencia de tortuosos barrancos profundos, separados por lomas estrechas, por la formación de desafiantes roques que algunos terminan en finas agujas y picachos, que nos determinan la antigua edad geológica del sitio. En este barranco el agua forma una parte importante de la vegetación y como recursos de la población.

 A lo largo de todo el desfiladero se desarrollan especies vegetales riparias, debido a la reserva de agua que acumula. También destaca el sauce (Salix canariensis), así como el drago (Dracaena draco) y cordón canario entre muchos más.


 El Parque en sí, es un espacio determinado por un paisaje de gran belleza, que su orografía abrupta, y la profundidad del cauce del río, le da al conjunto un aspecto único en belleza y singularidad.
Cuando llegas a los límites más bajos del barranco y miras hacia arriba, sólo ves una fina apertura al exterior, y ves como los roques van siendo modelados por la acción del agua, te estremeces por la sensación de fantasmagórico del paraje.


Al final del barranco una cascada de grandes dimensiones (560 ms de altitud) se desliza por una de las paredes dándole un aspecto mágico y musical al lugar.


Actualmente durante el recorrido se han producido numerosos desprendimientos que han deteriorado el sendero y en algunos puntos se dificulta el paso, pero no es muy difícil sortearlos. El sendero discurre por un desfiladero construido a pico para llevar a cabo la elaboración de una acequia para traer al pueblo agua desde el interior del barranco. Hay que tener en cuenta que las Canarias son islas volcánicas con cierto problema para la obtención de agua potable.

Ficha Técnica:
Localización: Reserva Natural (Barranco del Infierno)
Población: Adeje (Tenerife-Islas Canarias)
Altitud: 350 ms
Distancia: 6,5 Km
Desnivel: 200 ms
Dificultad: Baja
Trazado: Lineal
Observaciones: Hay que pasar con entradas que se compran en el centro de visitantes, y tiene límites de paso. Está abierto al público de 8,30 a 15,30h. Siempre y cuando las condiciones meteorológicas lo permitan.

1 comentario:

  1. Isabel,todos nos portarias mal si de verdad el infierno fuese de esta manera. Parecen paisajes sacados de la peli Parque Jurasico, solo faltan los dinosaurios..., Como siempre, me encanta la cronica y las fotos estan estupendas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar