domingo, 29 de agosto de 2010

                                   PORTILLÓN DE BENÁS

El Portillón de Benás es un paso natural que se encuentra entre las laderas de los picos de la Mina 2797 m, en su vertiente oriental y el Tuca de Salvaguardia 2738 m, en su vertiente occidental. Hay que decir que un portillón es una formación rocosa natural que se forma entre dos picos pronunciados y deja un paso entre ambos. Prácticamente hasta el s. XIX los portillones estuvieron cubiertos por el hielo que conectaba los diferentes glaciares que existían en el Pirineo, actualmente debido al cambio climático los portillones han quedado al descubierto.
Por la mañana temprano del 30 de julio nos dirigimos desde Benasque hacia los Llanos del Hospital a unos 10 Km de dicha localidad hasta que una barrera cierra el paso a los vehículos particulares dejando paso libre sólo a los autocares autorizados por el parque.
Al lado izquierdo de la barrera encontramos un sendero con un panel indicativo hacia el Forau d´ Aiguallut, y un poco más hacia delante se bifurca otro hacia el Portillón, desde aquí comienza una senda por un terreno herboso que cruza todo el llano, atravesamos varios puentes sobre arroyos y dejamos a nuestra derecha el pilan de l´Hospital a 1.754 ms; seguimos por el sendero siguiendo los meandros que va formando el río Ésera en su descenso al llano y comenzamos un desnivel bastante pronunciado por la ladera de La Costera, nos separamos unos metros del sendero llevados por la presencia de marmotas (especie introducida en los pirineos a principios del s. XX) en la zona que empezaron a “jugar” con nosotros, no esquivaban nuestra presencia sino más bien parecían que querían que las siguiésemos… una vez terminado nuestro encuentro con las marmotas y la contemplación de una pequeña pradera repleta de lirios que a pesar de que estamos ya en la estación del verano allí podíamos disfrutar aún de una primavera florida con especies como la Doronicum grandiflora, Gentiana verna, Iris latifolias. Proseguimos nuestro ascenso duro y una vez en la cresta de La Costera ya se divisaba el refugio de La Renclusa y La Besurta.


La panorámica y la verticalidad que nos ofrece las montañas que nos rodean es impresionante, en un primer plano se divisa las cumbres más bajas del Macizo de la Maladeta, La Tuca Blanca de Pomero y el pico d´Aiguallut y más arriba una vez superado un ascenso pedregoso los glaciares de Maladeta y Aneto y en su parte oriental el pico de Tempestades, pico Margalida y pico Russell con 3206 m.
Seguimos ascendiendo y las señales de GR-11 nos indica hacia la izquierda donde un hito de pizarra de un metro de altura nos indica a Luchon 7 Km (Francia) y Benasque 15,6 Km; ya desde unos pocos metros más arriba se puede ver los estropicios paisajísticos que suelen hacer los “excursionistas” en la montaña como es la de poner sus nombres y demás logotipos en hileras de piedras blancas sobre una pequeña llanura que nos ofrece la alta montaña. En unos minutos nos encontramos en el Portillón de Benás 2.440 m donde las vistas son magnificas.


En la parte norte Francia con sus tres lagos de Bonts du Port donde dejan al descubierto el color de sus aguas, desde este punto se puede bajar por un sendero bien formado hasta el Refuge de Vénasque


Vista de la parte francesa

 y viceversa desde el refugio francés se puede subir al Portillón español que los franceses lo utilizan para poder observar el pirineo español que es mucho mas abrupto desde el punto de vista geológico y con una vegetación alpina rica en abetos, abedules, avellanos, enebros, fresnos. En la parte sur, España,
Vista del portillón de Benás

donde en la vertiente opuesta se encuentra todo el macizo de la Maladeta con el Aneto y su glaciar al descubierto,

que debido a las grandes nevadas del invierno anterior no mostraba sus hielos que se encontraban bajo un manto níveo aún constante, esto beneficia a la conservación de nuestro único glaciar aún persistente en la península ibérica, no influyendo por ello en las regresiones glaciares. Si se quiere tener una vista completa del Aneto hay que subir hasta aquí, su esfuerzo merece la pena.


Aquí tenemos que decir que el portillón no se encuentra en su estado natural sino que ha intervenido la mano del hombre para acondicionar la ruta transpirenaica de Benasque a Luchon que fue fortificado mediante un puesto de vigilancia durante la guerra franco española de 1793-1745 y durante el s. XIX y XX ha sido utilizado por comerciantes y contrabandistas; durante la Guerra Civil española muchos republicanos lo utilizaron en su huida al país galo para buscar asilo político. Hoy día se utiliza como ruta deportiva – turística para disfrutar de las magnificas vistas que nos ofrece el pirineo aragonés.
Una vez en el portillón seguimos ascendiendo hasta el pico de donde hicimos la parada reglamentaria del bocata (espanta-buitres), y como yo suelo decir “es el mejor restaurante del que se puede disfrutar…”
En nuestra bajada hicimos un alto en la cascada de Gorgueles para descansar y disfrutar de su agua siempre helada pero a la vez relajante para nuestros pies; y terminar así nuestra ruta con una agradable y placentera vista de la bajada de un inmenso rebaño de ovejas pirenaicas que venían a pastar al Vall de Benás, para aprovechar sus frondosas hierbas, su estampa era bucólica, ya que sólo podíamos escuchar el sonido que producían las esquillas o cencerros que llevan puesto los carneros que dirigen el rebaño y como no, no le faltaba su par de pastores con su bastón y zurrón, sus perros y su oveja negra.TRACK  de la ruta.

Ficha Técnica

Fecha: 30 de julio 2010
Localización: Valle de Benasque
Población: Benasque
Distancia: 12 Kms
Dificultad: Fácil
Desnivel: 750 ms

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada