martes, 17 de agosto de 2010

PIRINEOS


Este verano hemos planificado nuestras vacaciones en los Pirineos, pero no sin pasar antes por la villa de Cazorla para disfrutar de su magnífico Festival de Blues con artistas como Joe Bonamassa, Eli Paperboy Reed, Sugar Ray, y disfrutar así de buena música….; hay que elogiar la gran labor que hace este tipo de municipios, que a pesar de sus pequeños presupuestos dado que son pueblos con un número de habitantes bastante reducido, pero sin embargo, apuestan por una actividad cultural de este tipo , ¡ya van por su XVI edicción¡


Después de nuestra parada de unos días en Cazorla nos dirigimos al Pirineo aragonés para hacer unas cuantas rutas. Para la mayoría de nosotros Pirineos es sinónimo de la cordillera que está situada en el norte de la península ibérica y que nos separa del resto de Europa. Los Pirineos es una cordillera montañosa formada durante la era terciaria por el gran plegamiento alpino-himalayo con unas características autóctonas, pero también esta cordillera es singular por su actividad volcánica, sobre todo en su parte catalana, aunque también la vemos reflejada en Aragón en el macizo de la Maladeta y en Navarra.


Este conjunto montañoso a lo largo de la historia nos ha dado una idiosincrasia propia de la península ibérica:

            VALLE DE ESTÓS

El día 27 de julio decidimos hacer una pequeña ruta para ir calentando para el día siguiente subir al Portillón Superior, y decidimos ir a los ibones de la Escarpinosa, partimos por un sendero (GR-11) que pasa por el camping Aneto, comenzamos a ascender por un ancho camino que transcurre por la vaguada del río Estós.


Este río da lugar al gran Vall D´Estós, donde en su margen occidental se encuentra el macizo del Posets  (Punta Llardana 3.375 mts) y en su vertiente norte el Perdiguero con 3.221 mts situado en la cuerda fronteriza franco-española. Dejamos atrás una zona habilitada como aparcamiento y nos adentramos en un tramo de camino hormigonado para el embalse de Estós (1.360m). 
Una vez pasado el embalse se recupera un camino amplio y cómodo, por el que vamos disfrutando de la bajada de las aguas bravas del río tras su deshielo y en diversos tramos podemos aún ver los bloques de hielo que se han desprendido. Cruzamos al margen izquierdo del río por la palanca de Aiguacari. En este tramo ya comenzamos el ascenso de forma suave y pasamos por la cabaña de Santa Ana (1.540 m), y por la fuente de las Coronas donde hicimos una parada reglamentaria para hidratarnos con su agua fría y pura.


Algunas fuentes de este tipo, suelen tener un cartel donde nos advierte que el agua no está tratada, lo cual no quiere decir que no sea potable. Seguimos ascendiendo y llegamos a un desvío a la izquierda bien indicado, en este tramo el camino empieza ya un desnivel importante, donde vamos en zigzag, y los pinos, abetos,


avellanos y quejigos, con su sombra en todo momento, suavizan la dureza a pesar de la fuerte pendiente que va adquiriendo la trocha y que cada vez se va convirtiendo en una senda con una frondosidad increíble. La vegetación conforme vamos ascendiendo pasa a pino negro (Pinus uncinata) que es la especie más representativa del Pirineo y una de las coníferas que sobreviven a mayor altitud.


Una la vegetación se hace menos densa podemos divisar a lo lejos la cascada de la Escarpinosa con un espectacular salto y conforme vamos ascendiendo contemplamos a nuestra espalda la cima del Perdiguero.


Llegamos a una zona de pradera toda verde y nos encontramos con el Ibonet de Batisielles (tenemos que decir que un Ibón es una terminología que se utiliza en Aragón para determinar pequeños lagos de alta montaña, tienen un origen glaciar y suelen ser la mayoría de las veces el nacimiento de los ríos de Aragón), a un lado está el ibón y al otro la cabaña de Batisielles que sirve de refugio ante una inclemencia meteorológica.


En esta pequeña pradera confluyen diversos caminos para poder realizar una travesía circular por la zona, pero nosotros tomamos la dirección indicada y nos dirigimos hacia el suroeste hacia el Ibón de la Escarpinosa (2.030 m) que era nuestro objetivo y el primer tramo discurre por la mencionada  pradera pero pronto la senda va ascendiendo y tras una pequeña subida pedregosa nos encontramos con dicho ibón de frente, su


belleza no se puede imaginar, es mejor vivirla.., ya a esta altura se divisa perfectamente las agujas de Perramó, Ixeia…   Después de almonzar en este bello paraje emprendimos la bajada por el mismo camino y aún en nuestras mentes las emociones vividas.

Ficha Técnica:

Fecha: 27 de julio 2010
Localización: Valle de Estós (Huesca)
Población: Benasque (Huesca)
Distancia: 14,65 Km
Trazado: Lineal
Dificultad: Moderada
Desnivel: 750 m
Altitud: 2.030 m

3 comentarios:

  1. Hola:

    Yo también viví el festibal de Cazorla, pero el primero. Rondaba el año 1993 ó 1994, creo, para los años tengo muy mala memoria.

    Andaba de ruta con los scouts y pernocatábamos una noche en Cazorla, debajo de los soportales del ayuntamiento.

    Y allí estaba el escenario con muchos altavoces y unos extranjeros que hacían blues... Claro alucinamos y no pensabamos que ese festival iba a ser de los mejores de Europa.

    Pero no, el Pirineo no lo conozco. Creo que ya va siendo hora de ir planteando una visita a esa cordillera que tambíen has descrito.

    Isabel, gracias por compartir.

    SFK Antonio.

    ResponderEliminar
  2. !!Menudas vacaciones¡¡
    Que sitios tan bonitos, y que bien nos lo cuentas.

    ResponderEliminar
  3. Antonio, tienes que incorporar los pirineos en tus próximas vacaciones, os encantará te lo aseguro, y cuando te cuente una ruta que vimos en piraguas te gustará mas... Paz la verdad es que han sido unas buenas vacaciones... Gracias

    ResponderEliminar