martes, 12 de junio de 2018

Desde Lanjarón al refugio del Caballo.


Hay quien plantea un viaje girando un mapamundi con los ojos cerrados y frenándolo con la yema del dedo. Al azar. Esta técnica, hoy día obsoleta, se ha visto reemplazada por cliquear a ciegas con el ratón en la pantalla de Google Maps… esto tiene grandes posibilidades de tener que viajar al centro del océano. Otra es aporrear el teclado a tientas, pulsar “intro”, y la ciudad que más se aproxime al palabro que hemos escrito en maps… ciudad, zona, desierto… pues ahí que nos vamos.
Otra forma de viajar es leyendo… escuchando música… un día lees la etiqueta de una botella de agua Lanjarón… y ya tienes montado el plan. Que el agua nos lleve.
Lanjarón está a 644m de altitud, y ascender a la parte alta de la Sierra supone un gran desnivel; empresa que se complica si añadimos la intención de pasar la noche arriba, pues la carga lo enlentece y dificulta todo… además habrá nieve y por la mañana estará muy dura, por lo tanto, hay que llevar material invernal.
Pasamos por la zona incendiada en 2005, en aquel fatídico episodio provocado por la negligencia de dos extranjeros que devastó un castañar excepcional y gran cantidad de árboles singulares, entre ellos secuoyas.
Pasando Tello, el camino está demasiado desdibujado… nosotros lo intentamos todo lo que pudimos… pero en algún tramo lo hicimos por la pista. Se necesita una intervención de emergencia en este tamo. ¡El camino se pierde!
Paramos a comer en Ventura… se empezó a condensar la nube y en un rato no se veía nada… la sensación térmica era de verdadero invierno un 9 de junio, pero un té nos hizo reflexionar: vamos a reposar un poco.
Tomamos la acequia y llegamos hasta la represa del río… un lugar sobrecogedor dado el fuerte caudal y la cantidad de nieve que hay. Por la margen derecha del río vamos ascendiendo poniendo en duda desde hacía un rato el éxito de esta pequeña aventura.
Llevamos muchas horas de ascenso y mañana hay que deshacer todo este trabajo… la verdad es que dan ganas de volverse, pero es demasiado tarde como para llegar a Tello… es mejor seguir subiendo.
Al refugio del Caballo llegamos tras ascender a la laguna de Nájera, una durísima subida que se afronta desde el río. Había bastante nieve, pero a estas horas no eran necesarios los crampones, aspecto que se agradecía tras 12 horas de actividad y más de 2300m de ascenso.
Ahora tocaba descansar tras una buena cena y disfrutar de nuevo de la soledad y el silencio de este castigado refugio de montaña.
Salimos a oscuras a caminar, sobre las seis de la mañana, y en dirección al hombro Sur del Caballo, para trasponer hacia las ruinas del refugio de Lanjarón. La nieve estaba durísima y la exposición de esa travesía era espeluznante. Una vez pasadas aquellas ruinas, y tras habernos puesto y quitado dos veces los crampones, acometimos el descenso vertiginoso hacia la acequia… posiblemente hubiese resultado más cómodo seguir por la loma… ¡vaya bajada más traicionera!
Ya en la acequia, seguimos el mismo camino del día anterior.
Javier Vielba, de Arizona Baby y Corizonas, trabaja desde hace unos años en un proyecto a parte de estas dos grandes bandas, y bajo el alter ego de El Meister. Dice Javier que la música está por todas partes, y sin darte cuenta te vas empapando e influenciando de ella, y que eso sale a la luz el día que decides componer… es lógico. Cabeceras de programas de Tv, telediarios… dibujos animados… todo lleva música, y sería absurda una vida sin ella… igual que para nosotros sería absurda una vida sin montañas. Montaña, música y vida… esa es nuestra creencia.

Comienza la jornada tras el desayuno en un bar cercano a la salida.

En unos cuantos zig zags, ya estamos muy por encima de Lanjarón.

Aquí se aprecian los efectos de aquel incendio de 2005.

Paramos a descansar junto a esta acequia.

Hemos repostado agua en la fuente del refugio de Tello.

Seguimos tomando altura... el camino siempre va subiendo.

Ruinas del refugio de Ventura. Clausurado.

Esta magnífica acequia comienza dos fotos más abajo.

Les vaques...

Hay bastante profundidad. Imagina lo que la nieve esconde en invierno.

El ambiente era de lo más alpino.

Añadir que no nos cruzamos a nadie desde Tello.

Seguimos por la margen derecha del Lanjarón.

La primavera crea dibujos preciosos  e irrepetibles en la nieve.

Ya estamos en Nájera... nos queda muy poco, pero llevamos 12 horas de caminata.

Estamos sobre la laguna, que sólo deja ver este hueco.

La laguna del Caballo está más despejada.

El refugio del Caballo, totalmente solitario.

El hombro por el cual cruzaríamos por la mañana temprano.

It´s there anybody out there?

Sin comentarios.

Faenando a las 6:20 de la mañana... hay que tener ganas.

Esas primeras luces son lo mejor del día... a partir de aquí, todo va a peor.


El Caballo iluminado.

Hacia las ruinas del refugio de Lanjarón

Comienza de nuevo el baile de nubes.

Caminar por la acequia, al ritmo del agua... como un blues del Delta del Mississippi.

18 comentarios:

  1. Palizón, palizón al ritmo Pink Floyd.como puede haber tanta nieve todavía!!!!!!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fernán, ha sido una pasada. Hombre, si se sube en coche hasta Tello y se viaja con mochila pequeña, hasta da tiempo hacerlo en el día... y es menos agotador, pero no es la misma sensación de aislamiento... que en definitiva es lo que vamos buscando.

      Eliminar
    2. Hola,
      Una preguntita:
      ¿Se puede subir con un turismo desde Lanjaron hasta Tello, o hace falta un 4x4?
      Muchas gracias.
      Un saludo.
      omortsoN

      Eliminar
    3. Un saludo compañero, y gracias por participar.
      La verdad es que no sabría decirte, ya que el carril que va a Tello, ni lo vimos, pues nosotros salimos directamente por un sendero que comienza en el mismo pueblo. En Tello había una familia que había llegado en coche, pero no vi el coche, y no se ni hasta donde se puede llegar. Lo siento. Pregunta en el foro de Nevasport, que seguro que alguien de Granada lo sabe. Incluso el compañero Fer, que dejó un comentario más abajo, tiene que saberlo.

      Eliminar
    4. Hola,
      Muchas gracias por la respuesta.
      Un saludo.
      omortsoN

      Eliminar
  2. Esta muy guapo Fran... Como os lo montáis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta te hubiera encantado. Eso si, es más dura que aquella de Laguna Larga y Juego de Bolos... bastante más, de hecho. No creo que volvamos a repetirla...
      Salud.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Respuestas
    1. Hola Roberto, un saludo, y gracias por visitarnos.

      Eliminar
  5. Palizón de los buenos. Para montañeros ya no tan en forma la que hice yo el otro sábado, sin mochila y sin prisa: Granada-Lanjarón 1/2h de coche, camino señalizado hasta Huerta de Las Monjas 1/2h, ascenso por la ruta de Acequia Mezquerina 1h, vuelta por la misma ruta 80m, trago de agua de Lanjarón (en fuente pública) y para casa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un saludo, compañero. Precisamente en la acequia Mezquerina fue donde paramos a descansar un rato, tanto a la ida como a la vuelta. Bajaba a tope de agua... casi se salía. Pena de aquel incendio... si no, esa zona sería una pasada a día de hoy. Por cierto, había un chavalote de Israel haciendo una fogata en Tello... y con la prohibición de hacer fuegos ya activada. Así ocurrió lo de 2005. Gracias por comentar. Salud.

      Eliminar
  6. Muy buena ruta Fran...Como siempre os veo disfrutandola, y buena alternativa, más alejada de las rutas concurridas.Seguid asi de bien y buenos pateos...SL2.Un abrazo pareja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Richi. Hemos estado muy acertados en la fecha, pues a parte de pillar muy poco calor (sólo al final de la bajada), el camino estaba solitario, y el refugio también. Ese refu es muy pequeño y si sube un grupo, hubiéramos tenido problemas de espacio.
      Un saludo, compañero.

      Eliminar
  7. Fantastica subida. He leido con mucha emoción esta entrada, enhorabuena y gracias por compartir esos momentos con los que me siento muy identificado. Salud compañeros. Si decidis volver dentro de 25 años y aún nos queda pelo, avisad por si cae la breva.jajajajjaja
    ENHORABUENA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fer, un saludo, y me alegro que te haya gustado. El viernes llegamos a Lanjarón, dormimos y cenamos allí, en un mesón que no recuerdo como se llama, en el centro. Se comió muy bien. Por la mañana desayunamos temprano en el Molinillas... y el domingo comimos en Aquí Me Quedo, frente a la gasolinera, que es donde dejamos el coche. Muy enrrollao el camarero.
      La subida, dura, pero con una temperatura estupenda se hizo muy llevadera. La bajada fue peor, por el calor... y las piedras.
      Eso de subir desde el pueblo, es algo que nos gusta... lo habíamos hecho 2 veces desde Nigüelas... pero desde Lanjarón es muchísimo más bonito. En principio, hemos decidido que no la volveremos a repetir... jamás... pero luego tu sabes que pasa el tiempo (espero que menos de 25 años) y donde dije "digo" digo "Diego"...
      Un abrazo, y muchas gracias por tu participación. No dudes que la próxima vez que vaya, lo anunciaré en el foro.

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. Gracias a ti por comentarla, Paco. Si te atreves, tengo el track. Se puede subir bastante en coche, entrando por donde está el balneario, puedes quitar 1000m de desnivel. Los que la hacen así, suben y bajan en el día.
      Salud.

      Eliminar