sábado, 25 de abril de 2020

Cruz del Romero (781m).

Conseguir permiso para entrar con el coche por la antigua CA-221 no es fácil, porque hay que solicitarlo con bastante antelación, así que pedimos la autorización para el Canuto de Risco Blanco y Cruz del Romero, y recorremos toda la pista caminando, que en realidad no es tanto. Otra opción que hemos practicado alguna vez, es usar la bici para hacer la aproximación, y esconderla cuando empecemos a caminar.
Casi siempre que subimos a los riscos de areniscas silíceas que amablemente soportan el peso del vértice geodésico, se agarra una hermosa nube que es la que mantiene el verdor de esta Sierra del Niño, que para lo poco que ha llovido este invierno, aun conservaban algo de escorrentía sus arroyos.
La linde que separa los cortijos de La Granja y Tiradero está siendo renovada al completo, hacía tiempo que no veníamos por aquí y no coincidimos con los trabajadores, que a juzgar por el reguero de herramientas y aparejos esparcidos por toda la linde, no han acabado su faena. No sabemos como va a quedar pero la malla es cinegética y tiene dos metros de altura… igual queda clausurada en un futuro la posibilidad de ascender hasta el mismo vértice, o habrá que rodear por otro lado. Ya lo averiguaremos en un par de años, cuando visitemos la zona de nuevo.
Desde la cima no había mucha visibilidad y hacía viento fuerte, no pudimos permanecer mucho rato mas que el necesario para las fotos de rigor, pero esta robusta peña, tiene la ventaja de dejar a sotavento un vacío en el que poder descansar y comer tranquilamente al sol mientras se observa el constante trasiego de hormigas acarreando alimento hacia los vasares de su lujoso hormiguero.
Siempre hablamos de música, y hoy no va a ser menos. Vamos a mencionar la estupenda versión que han hecho de un tema muy conocido por todos: Resistiré. 
Resistiré fue lanzada en el año ´82, y se incluyó en el segundo álbum del cuarteto de heavy metal español más famoso de aquella época: Barón Rojo. El disco en cuestión fue Volumen Brutal… obra maestra no solo de ese estilo musical.
Estos días, los albaceteños Angelus Apatrida, cada uno desde su casa, tocando en su habitación, han grabado un hermoso video a 4 versionando esta magnífica composición grabada en 1981 en los estudios de Ian Gillan.
Ya, con esta energía que nos dan estos chicos, podemos bajar del vértice de la Cruz del Romero y volver a confinarnos en casa.























jueves, 2 de abril de 2020

Tajo de Utreras, 719m.

Al Sur del valle de Ojén, se eleva en dirección NW-SE una gran barrera silícea que lo defiende, y es la responsable, en parte, de su humedad: Las Sierras de Saladavieja y Ojén. Es una constante observar agarradas las condensaciones provocadas por el viento de Levante a las crestas de esta pequeña sierra, ello le confiere a nuestra caminata la premisa de que seguramente tengamos que lidiar con la escasa visibilidad, lo que a su vez nos lleva a llenar la mochila con algo de vestimenta adecuada a capear el momento. La velocidad del viento en esta zona suele estar un punto por encima de lo que se considera en líneas generales como desagradable.
Tomamos la CA-2213 desde Facinas, y una vez pasado el PK13 giraremos a la siniestra para recorrer un centenar de metros más y poder dejar aparcado el vehículo, si es que hemos hecho uso y abuso de él, ya que esta ascensión, perfectamente se podría llevar a cabo en un vehículo mucho más agradable, como la bicicleta.
Para que la redacción nos quede bien, y para que el montón de chatarra no moleste demasiado la posible labor de los vecinos, lo vamos a dejar en un llano que encontramos pasado un camino que asciende hacia la ventanilla del copiloto, según se sube, de manera, que al comenzar la caminata, retrocedamos unos pasos y nuevamente a la siniestra giremos para no abandonar este buen camino en, prácticamente, todo el día.
“Siniestro” es porque antaño nos asustaba todo lo que no era común, por eso a las personas zurdas, consideradas malignas por tener predominio de habilidad en la mano “equivocada”, lo cual no podía ser otra cosa que obra del mismísimo diablo, se las estigmatizaba, y no fue hasta hace mucho que se intentaba por todos los medios, al menos en nuestro país, que los jóvenes aprendieran por imperativo legal a escribir con la diestra. Grandes músicos zurdos ha dado la historia reciente, y uno de los mayores exponentes es el guitarrista Tony Lommi, que habiendo perdido las puntas de los dedos anular y medio de su mano derecha en una máquina de corte, con sólo 17 años, se las ingenió y se esforzó para seguir tocando su guitarra. Llegó al punto de bajar la afinación a un tono más grave, para que esa menor tensión de las cuerdas le facilitase su labor, y de esa manera nació el sonido del Heavy Metal, cuando Black Sabbath contó con su habilidad y personalidad para incluirlo en la banda. Más siniestro imposible.
Mucho alcornoque es lo que veremos por esta zona, hasta llegar a un frondoso pinar de repoblación, que nos acompañará hasta el cortafuegos de la divisoria, el cual tomaremos en sentido ascendente, hasta pasada la garganta de Pedro Jiménez, donde tendremos nuestro objetivo, de nuevo a la siniestra. Habrá que trepar y negociar un rato.

















viernes, 20 de marzo de 2020

Ascensión al Puntal (1262m) de la Raya.


Esta cumbre, es la última elevación de la Sierra de Libar; la más occidental. Es como un bastión natural de esta pequeña sierra. Sus escarpadas laderas derraman la caliza hacia la garganta de Barrida, dejando a la vista una enorme panorámica de las Sierras de Ubrique y los Pinos.
La ascensión se lleva a cabo desde la pequeña Villa Longa, a través de los Llanos del Republicano. Nos acercaríamos al inicio de las Escaleretas, pero pasamos de largo cañada abajo, junto a las enormes paredes que fortifican los Navazos de Libar cerca de la casa de las Merinas. Giraremos levemente a la izquierda, por una senda ascendente que nos eleva entre gigantescos y exuberantes torcales, tras cruzar una portilla herrumbrosa en un muro alambrado que va quedando a nuestra izquierda. No tiene opción de pérdida.
Alcanzaremos un bello collado con vistas espléndidas del majestuoso Salamadre, y se nos ofrecen dos opciones totalmente gratuitas: Bajar hacia el Hoyo de los Quejigos, opción muy suave, o girar a la diestra y acometer la arista completa hacia la cumbre… opción más lenta, pero alegre y “disfrutona”. Tomamos la segunda.
Comentar, que en la cumbre hay escondido un Geocaché, algo anecdótico que nos encontramos, y que aderezó el momento de la comida y el té.
Para el descenso, utilizamos el sendero, bien cargado de hitos, y alguno más que dispusimos, que se desliza por la vertiente Norte, en dirección a la chorrera de la Higuerela. 
Transcurrieron tres semanas desde que vimos en directo a El Drogas, en Sevilla, durante la gira de su último trabajo discográfico: Sólo Quiero Brujas en Esta Noche Sin Compañía. Se trata de 42 canciones repartidas en un quíntuple disco, sin contemplaciones, en el que se tratan muchos temas, entre ellos la injusticia, la tragedia del Tarajal y la soledad de las personas que llegan al suicidio. Todo muy bien escrito y trabajado… se nota que D. Enrique Villareal es un gran lector, a parte de un gran músico, y se acompaña de enormes currantes como Brigi Duke a las baquetas y coros, que todos lo conocemos por ser el frontman de Koma (a la voz y guitarra). Un concierto de tres horas completas, que no decae ni aburre un ápice… casi tan largo como esta ruta.