sábado, 20 de agosto de 2011


VIº TRAVESIA LITORAL  ATLÁNTICO:   Barbate- Tarifa

Aún sonaba en nuestros oídos el concierto de blues de  Gwyn Ashton, con su último álbum Two-Man Blues Army. Era el XV Festival ”Isla del Blues” que se celebraba en Cádiz, el grupo formado por Gwyn Ashton a la guitarra / vocalista y Kev Hickman a la batería; nos amenizaron con buena música de blues rock; una vez terminaron su actuación su comportamiento nada  tenía que ver con los que pretenden ser artista  aquí;  se mezclaron con el público tanto para charlar como para promocionar su disco y disfrutar del siguiente concierto como unos espectadores más.
 A las pocas horas pusimos dirección a Barbate, para seguir con nuestra travesía, después de una semana de fuerte levante. Como las predicciones eran buenas decidimos aunar fuerzas y poner rumbo a Tarifa.
Cuando llegamos a Barbate había mucha niebla, apenas se veía a 50 metros de distancia, con lo que la salida se hizo más emocionante y a extremar un poco las precauciones porque además llevábamos un peso añadido pues  íbamos a estar dos días navegando. Nunca habíamos navegado cargados, es más, ni si quiera habíamos hecho pruebas para comprobar que todo el equipo que iba a ser estibado, realmente, cabría dentro de nuestras pequeñas embarcaciones… toda una incertidumbre a añadir.
 El mar estaba en calma, las olas no superaban  el medio metro, pero sí muy moviditas y fuimos avanzando dejando a babor la playa Cañillos que es totalmente virgen, de gran extensión y de arenas finas.  En estos momentos apenas veíamos la costa sólo podíamos oír el sonido de las motos por la A-2231.
   
Una vez llegamos a la sierra del Retín, la visibilidad se iba normalizando, y podíamos ver en su vertiente sur las instalaciones donde se está llevando a cabo el “Proyecto  Eremita”  desde el año 2003 que se firmó el convenio con la Consejería de Medio Ambiente y el Zoobotánico de Jerez. Y donde colabora la Armada cediendo el terreno, así como la Asociación Desarrollo Rural Janda Litoral.
 El Ibis Eremita es un ave colonial que está en peligro crítico debido al uso de pesticidas, agricultura intensiva y pérdida de su hábitat ya que suele habitar en los campos de cultivo y pastizales. El principal objetivo del proyecto es la crianza de estos ejemplares en cautividad, para el establecimiento de colonias silvestres, y poder así recuperar su población y
Ibis Eremita. Foto del zoobotáncio de Jerez
reintroducirlas en las zonas que han desaparecido. Todas las instituciones que colaboran, así como, particulares deben de aunar sus esfuerzos para que ésta ave deje de ser una de las 
 
Video cedido por Esmeralda Ramos
 más amenazas y podamos disfrutar de su presencia en nuestros campos.

Seguimos avanzando y se divisa Zahara de los Atunes que es un pequeño pueblo marinero, o era,  con unos orígenes basados en la pesca de almadraba del atún, de ahí su nombre. Su importancia no se debió hasta el s. XV cuando los Duques de Medina Sidonia construyeron su palacio como residencia mientras duraba la estación de la almadraba, también hacia las funciones de chanca que era el sitio donde troceaban y salaban el atún. Debido a la importancia que fue adquiriendo la almadraba se asentaron allí almadraberos y comerciantes con lo que fue surgiendo un foco de población. Hoy día, ha pasado de ser un pequeño núcleo pesquero  a un pueblo en constante crecimiento turístico. 
 Cruzamos Zahara, con mar en calma total, y podíamos oír la música de sus chiringuitos y los bañistas disfrutando de una tarde de playa, en todo este recorrido nos encontramos con varios kayakistas que disfrutaban de un paseo o bien de la pesca.

Nada más pasar Zahara te vas encontrando un gran volumen de hormigón de las urbanizaciones de Atlanterra, que pertenece al término municipal de Tarifa, en sus apenas 5Kms ha congregado todo tipo de servicios para el turista, desde hoteles hasta camping, y por su puesto la montaña la han rodeado de todo tipo de chalets, cavando en la misma roca sólo para tener cabida dentro del boom de la grandeza. 
 

 Al final de los acantilados en el cabo de Plata sobresale el búnker de la posguerra que se distribuyen por toda la costa, y que hoy sirve de trampolín para la chavalería… actividad peligrosa esa.
A partir de aquí hay un largo y cambiante tramo de costa, con una trayectoria sinuosa en la que encontramos cabos, ensenadas, playas,  dunas y calas que dejan las puntas rocosas de las sierras litorales con un mar revueltos de olas.
Así, nada más pasar el cabo de la Plata, te adentras en una cala de 1,3 Km, la conocida playa de los Alemanes, que era el sitio donde se refugiaban los mercenarios  alemanes que participaron en la segunda guerra mundial y eran protegidos por el régimen franquista, y  es  más de lo mismo, la montaña se ha atestado de chalets de grandes dimensiones…¡¡Basta de tanta corrupción urbanística¡¡  
 Vamos avanzando por toda la zona de acantilados y llegas al saliente del faro Camarinal donde te encuentras una fuerte corriente y por supuesto el mar muy picado, divisamos al fondo la playa del Cañuelo. Dejamos atrás la sierra de Retín  y pasamos al parque natural del Estrecho con su exuberante vegetación a base de pinos, alcornoques, palmitos, acebuches, sabinas, enebros, jaras, brezos.. 
 Debido al fuerte oleaje fuimos surfeando las olas, protegidos por Poseidón y su hijo Tritón regidores de los mares, hasta la playa Arroyo del Cañuelo donde arribamos.
 Esta es una playa virgen de pequeñas dimensiones pero de aguas cristalinas y de grano medio, rodeada de pinos. 
 Después de darnos un baño, en el cual Fran se desnudó para no desentonar con el resto de bañistas, y descansar, decidimos pasar aquí la noche por el entorno tan natural que nos rodeaba y la compañía del faro Camarinal.
 Nos levantamos bien temprano para ver el amanecer, desayunar té calentito y galletas,  y embarcamos de nuevo, en esta zona no podemos decir que el mar estaba en calma pero estaba más tranquilo que el día anterior, pasamos toda la zona de acantilados y nos adentramos en la sierra de la Plata y de San Bartolomé.
 Durante el invierno nos la habíamos pateado disfrutando de las vista del mar y ahora podíamos verla desde el agua; en esta sierra por su orografía existen numerosas cuevas con arte rupestre entre ellas la cueva del Moro y la necrópolis de los Algarbes. También por ser zona militar resaltan las respectivas instalaciones castrenses, que con su denso jaral y quebrada topografía apenas se perciben. Debido a la cantidad de arrecifes esta zona es muy propicia para la pesca submarina donde se veían bien temprano submarinistas practicando ya esta modalidad y por sus aguas claras donde podíamos divisar los bancos de peces y el fondo marino a más de cinco metros de profundidad ¡una gozada¡, de hecho da sensación de vértigo ir paleando y notar como el fondo, varios metros por debajo, se mueve hacia atrás.
 Poco a poco, nos fuimos acercando a la ensenada de Bolonia aquí podemos ver reflejada toda la riqueza que guarda el litoral atlántico y que podemos decir que casi se conserva en estado natural a excepción de algunas cosas como es la creciente proliferación urbanística a pesar de estar dentro de un parque natural, pero aún goza de una armonía geomorfológica con lomas, colinas, acantilados, cordones dunares móviles, sierras, roquedos, playas arenosas, y botánicas, con un sotobosque mediterráneo, todo ello mezclado con una organización geográfica y cultural bien preservada.
  En todo este marco se encuentra Baelo Claudia, fundación púnica primero, y ciudad romana de gran prestigio en el área del Estrecho en el s. II a.d. C, su principal manufactura fue la pesca, la industria de salazón y el garum. Debido a la buena conservación de su teatro, durante las noches de verano, se puede disfrutar de representaciones de algunas obras.
Simultáneamente a este marco que teníamos enfrente salieron a nuestro encuentro un grupo de peces voladores (Exocoetidae), como si de geniecillos se trataran, empezaron a volar a nuestro alrededor con una velocidad vertiginosa debido al tamaño de sus aletas pectorales que le facultan para volar y planear  más de 50 metros. ¡fue fantástico! 
 Punta Paloma y la sierra de San Bartolomé separan ésta ensenada de Bolonia de la de Valdevaqueros y desde donde ya pudimos llevar la corriente a nuestro favor debido a la presencia de una brizna de viento de poniente, que nada más hacer presencia salieron las cometas de los windsurfistas, y la punta de la Peña nos indicaba que nos íbamos acercando a la playa de los Lances.

Esta zona ha mejorado mucho en los últimos años, el Ayuntamiento ha realizado un esfuerzo y ha colocado boyas de separación para la práctica de los deportes náuticos de la zonas de los bañistas, así, cada uno tiene su espacio…¡ tod@s content@s!
Palear en la playa de los Lances es un gusto, por sus aguas cristalinas, apenas oleaje y el aporte de color que le daban las velas.. nos fuimos aproximando a la desembocadura del río Jara donde la playa se ensancha debido al aporte de los depósitos de arenas finas de las corrientes litorales.
Llegamos a Tarifa igual que salimos de Barbate ¡con niebla! y con el cansancio típico de dos días paleando, pero con la emoción de haber hecho una buena travesía, la dimos por terminada …

El apoyo para volver, lo tuvimos gracias a la empresa de Transportes Comes, ya que uno de nosotros pudo tomar un bus de vuelta a Barbate para recoger el coche.


Ficha Técnica

Localización: P.N.Breña y P.N.del Estrecho
Población: Barbate-Tarifa
Distancia: 35 km
Dificultad: Media
Trazado: Lineal
 


3 comentarios:

  1. Buen relato y bonito recorrido. ¡ Cómo me gustaría ver peces voladores alrededor de mi kayak!

    ResponderEliminar
  2. Sobre el ibis eremita, creo que es importante que conozcais el proyecto de conservación en Marruecos, que lleva funcionando muchos años con buenos resultados. Hay información abundante en español en http://ibiseremita.blogspot.com/. Algunos de los artículos sobre conservación son este http://ibiseremita.blogspot.com/2011/08/evolucion-de-la-poblacion-occidental-de.html sobre la evolución o este http://ibiseremita.blogspot.com/2011/07/dos-ibis-eremita-podran-ser-seguidos.html sobre la última actuación realizada. Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Hola Jorge,muchas gracias por tu aportación. Si, conozco el proyecto que me comentas, también se está trabajando en Turquia y hace unos años cuando estuve en Austria se estaba recaudando fondos para ponerlo en marcha, ya que la zona central es o era su hábitat. Para quien trabaje o le guste el mundo de las aves Cádiz y Marruecos son dos referentes importantes, tanto por su clima, último lugar de paso en su emigración... De echo también Doñana lleva a cabo varios proyectos conjuntos con Marruecos en el estudio de la fauna... También habría que mencionar todo el trabajo de voluntariado que trabaja en estos proyectos.. En fin, hay mucho que comentar que a veces es este corto espacio no se puede abarcar todo, es un agrado poder entablar este tipo de comentarios, esto es lo bueno de internet que aunque se este lejos se pueda intercabiar información.Gracias. Saluditos.

    ResponderEliminar