lunes, 19 de septiembre de 2011

LAS MÉDULAS


Hablar de las Médulas es hablar de Paisaje Natural y Cultural, pero sobre todo, de oro, este mineral tan preciado para algunos y que se convirtió en moneda  tributaria en los estados, es también, objeto de  adorno, de adoración e incluso llevó a los imperios a matar para conseguirlo.
Por eso queremos rendirle un pequeño homenaje a todos los indígenas astures que perecieron en estas minas debido a la dureza del trabajo, así, el grupo Desakato lo canta muy bien en su canción “La mina”
Ya madrugan los mineros
Van cantando por el camino
Caminando entre las rocas
No saben quién va a morir…

Por las Médulas puedes caminar por diferentes rutas, que hay acondicionadas, y hacer un recorrido por este yacimiento de explotación aurífera romana.


 En un principio se hacía de forma artesanal por los astures, estas personas vivían en castros que eran poblados fortificados y se localizaban en los cerros para tener una visión de sus tierras de cultivos y de defensa, muchos de estos núcleos de población fueron arrasados por la ocupación romana que supuso el final de las comunidades castreñas y la disgregación de sus relaciones sociales.


Con la conquista romana de toda la Provincia Hispania Citerior, este lugar, se convirtió en la explotación minera de oro más grande de todo el Imperio Romano, llevada a cabo por el emperador Augusto, que lo utilizaba en su sistema monetario de la época. Así, el trabajo que las comunidades indígenas realizaban en las minas era parte del tributo que las civitates debían al fisco romano. A las poblaciones campesinas se les exigían jornadas de trabajo en las minas, haciéndolo compatible con el desarrollo de las actividades agrícolas y artesanales. Viendo los  instrumentos utilizados te puedes imaginar la dureza de los trabajos.


Bueno como decía toda esta zona de Orellán, pasó a ser una explotación minera totalmente industrial por lo que tuvieron que llevar a cabo obras de ingeniería para su explotación, por lo que contaron con una buena infraestructura hidráulica, basada principalmente en canales que absorbían el agua de los nacimientos de los ríos y arroyos de la parte norte y sur de los montes circundantes como los Aquilianos.


Al  final, lo que se creaba era un auténtico laberinto en el fondo de la montaña. Primero se excavaba una galería  principal a partir del cual se iban abriendo otros pasillos secundarios que desembocaban en el primero. Para ello, se requiere de abundante agua con mucha inclinación  para producir la fuerza hidráulica y, a su vez, leves pendientes hacia el río Sil para proporcionar los desagües.

 
Así, tuvieron que hacer trasvases de agua de la cuenca del Duero a la del río Sil. Y sobre todo cavar, cavar, cavar mucha tierra a mano donde hoy podemos caminar por sus enormes barrancos y donde la montaña ha adquirido una fisonomía totalmente nueva.
Los romanos plantaron en todo sus alrededores mucho castaño que le servían como alimento, por eso, se puede disfrutar en el otoño de un bonito colorido, pero además dispone de jaras, brezos y sobre todo el alcornoque que creo que son los que encontramos a latitudes más altas. Con el tiempo el monte ha ido recuperando su vegetación autóctona como los robles, encinas, escobas y carrascas.


Como he comentado se pueden realizar todo tipo de rutas, desde senderos de varios kms, dónde vas viendo los restos de canales, las galerías, los miradores hasta rutas de varias horas; pero es recomendable pasar primero por el Aula Arqueológica que está en la entrada, muy bien dotada de material y con todo tipo de explicaciones  sobre el mundo astur, organización de los trabajos de explotación, la reorganización espacial, el impacto sobre el paisaje, los medios técnicos utilizados… todo ello te dará una visión completa de cómo se explotó aquella mina. 


Como resultado de todo este intenso trabajo realizado en ésta mina, el terreno se ha ido modelando adquiriendo unas formas singulares, con el color rojizo de sus arenas,  que unido al verde de su vegetación, le ha valido ser considerado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.
La Junta de Castilla y León la ha sabido preservar y acondicionar para el disfrute y conocimientos de todo/as.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada