jueves, 2 de febrero de 2012


SIERRA DEL PALO

Dejamos el vehículo de apoyo en la bolsa de aparcamiento que tiene habilitada la población Payoya, justo al lado del punto limpio, por donde pasa la colada de la plaza de toros, y caminamos hacia los Llanos del Republicano, cruzando la cancela de hierro color verde situada cerca de una porqueriza, y continuando la bajada hacia un camino totalmente llano que nos lleva hacia otra cancela color bermellón.  


Nos acercarnos a la Sima del Republicano, que constituye una de las grandes cavidades de la zona y donde su boca de entrada es un gran sumidero natural y forma un compendio de galerías y lagos en su interior, y donde todo este conjunto kárstico se asienta sobre niveles profundos de margas y areniscas que forman acuíferos permanentes y configuran el nivel de base de todo el macizo. 


A pesar de que nos encontramos en una zona de recogida de agua de todo el poljé  pudimos observar que no corre agua debido a la sequía que estamos sufriendo, y tras una corta visita a la entrada de la cavidad, nos volvimos para retomar  el camino que sale rumbo SE, ascendente, cuya referencia es una gran portilla de madera, que nos llevará por el conocido paso del Puerto del Correo, o Puerto de Libar. 
Una vez alcanzado el collado, decidimos que  es buen lugar para tomarnos un descanso y saborear frutos secos mientras observamos nuestro entorno y otr@s (no vamos  a dar nombres), se separan del grupo para saborear un pitillo.


El Puerto en cuestión, se sitúa entre Peñón Bermejo (1213m) al sudoeste  y Sierra de Libar y Mojón Alto al nordeste, habiendo cruzado un precioso karst antes de alcanzar el cambio de ladera. Ni que decir tiene, que este tramo forma parte del GR-7.
Al comenzar la bajada vamos a pasar dos angarillas para cruzar un precioso encinar, y por supuesto debemos dejarlas cerradas, pues estamos atravesando fincas en las cuales hay ganado suelto, y si molestamos, nos podemos ver en la tesitura de que nos corten la servidumbre de paso algún día. 


Al bajar al poljé de Libar impresiona ver tanta extensión llana, color verde, rodeada de enormes montañas calcáreas muy karstificadas, formando torcales, llambrías, riscos, oquedades... éste poljé presenta una tipología característica de depresión cerrada, con un fondo plano donde la Junta ha aprovechada para su repoblación, esperemos que dentro de unos años, éstas encinas den su fruto proporcionando una buena sombra a ese suelo que pisamos y que se alza a mas de mil metros de altura.
Aquí tenemos varias alternativas, como son: continuar el GR hacia Cortes de la Frontera, caminar a lo largo de todo el poljé y bajar a Benaoján, o cruzando los llanos de oeste a este y dejando el Cortijo de Libar a nuestra derecha, ya situados en provincia malagueña, ir buscando el enorme collado que separa El Palo, de 1400m, a la izquierda, y el Cerro de Martín Gil, de 1396m, a la derecha, y siempre paralelos al murete de piedras que separa los municipios de Benaoján y Cortes. 


En la crónica de Sierra de las Cabras, rendíamos homenaje a Etta James, y casualidades de la vida, esta tremenda mujer falleció el 20 de Enero, unas horas antes de que nosotros nos pusiésemos en marcha, en Villaluenga, para realizar la ascensión a esta montaña que, situada al norte del precioso Valle del Guadiaro, supone un impresionante balcón para observarlo a vista de pájaro, pues desde su vértice geodésico tenemos unas vistas espectaculares, producidas por lo escarpado de su ladera sur, que le proporciona un amplio patio, como se suele decir en argot escalador. 


La cumbre del Palo es peculiar, pues se trata de un karst muy amplio, con hoyas bastante profundas idóneas para vivaquear, ya que te sientes protegido de los cuatro vientos y de las miradas indeseadas. Además de esto, hay cuatro cumbres, situándose el punto más alto en la zona oriental, lugar que elegimos para sentarnos a comer; cuatro malagueños y cinco gaditanos formábamos nuestro grupo, y entrando en contradicción con el espíritu sano del montañero/a, nuevamente los fumadores se separaron del grupo para dar cancha al vicio... Desde aquí damos fuerza a estos amigos para que puedan vencer “el ansia viva” que les producen los cientos de productos tóxicos que contiene el tabaco. Además de la cantidad de enfermedades que produce el fumar, daña nuestros órganos y reduce nuestra vida, a veces el estrés del día a día nos empuja a saciar nuestra ansiedad con estos productos tóxicos pero debemos de controlar estos impulsos con una pequeña concentración mental, todo está en nuestra mente...¡¡cuerpo sano-mente sana¡¡
Además el tabaco y la montaña entran en contradicción, sí señor, como el título del último trabajo de Eliseo Parra, músico de Sardón de Duero (Valladolid), gran divulgador de la música tradicional Española el cual podremos escuchar en el podcast de Discópolis del día 23 de enero, programa que presenta Jose Miguel López en Radio 3. Merece la pena que busquéis en el canal youtube la música de este estudioso del lenguaje musical, la interpretación y la composición. 


Tras un copioso almuerzo por parte de algunos, y sólo un picoteo por parte de otros, nos pusimos nuevamente en orden de marcha, para deshacer nuestros pasos, tras haber disfrutado de la compañía de este fantástico grupo de amigos malagueños que conocí hace 2 años en una ascensión al Torrecilla, con nieve, y precisamente encontramos nieve nuevamente, en las zonas altas y sombrías de el Palo, nuestra montaña por un día.

Ficha Técnica

Localización: Parque Natural de Grazalema
Población: Villaluenga del Rosario (Cádiz)
Distancia: 13 Kms
Desnivel: 600ms
Dificultad: Media
Trazado: Lineal

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada