sábado, 9 de agosto de 2014

Acantilados de Barbate

Ya hacía unos dos años que no surcábamos la costa barbateña, y más de un mes que no sacábamos el kayak… y,  sí,  el kayak es para el verano… ¿a qué esperamos?
La mejor playa para embarcar es la del Carmen, pues está protegida por el espigón del puerto pesquero, pero decidimos salir de la Hierbabuena, que posee la mejor derecha de Andalucía, por cierto.
Llegamos hasta Caños de Meca, donde tenemos una buena playa para desembarcar y estirar las piernas, el punto más delicado del kayak de mar, ya que el tren inferior lo llevamos completamente inmóvil. Al cabo de un poco más de una hora remando, la necesidad de mover las piernas te produce ansiedad y dolor en algunas zonas. Ante, estas necesidades, que son bastante incómodas, decidimos a arribar a una pequeña cala, por llamarla de alguna manera, bajo las enormes paredes de la Breña, un poco antes de llegar a los Caños de Meca.
El ser humano es indescriptible, a veces. En este inhóspito rincón, al que sólo se puede acceder con marea baja, llegan algunos a pescar o echar el rato, y se les olvidan los envases, vidrios, plásticos… incluso los restos de una fogata playera que a modo de intento de incineración de residuos, solo consigue ensuciar más, si cabe, y generar una imagen horrible.
A parte del tirón de orejas virtual a los malhechores que se dedican a ensuciarlo todo, también queremos recordar a una persona, que hace una semana hizo un año de su muerte, y que influenció a un sinfín de músicos a lo largo de toda su carrera.
Este año, uno de sus grandes amigos, ha sacado un disco al mercado, en honor a este hombre, y el título no podía ser más apropiado: The Breeze, y es que a él le llamaban La Brisa… “Call Me The Breeze”. Creemos que no hace falta decir de quien se trata.

La niebla de la mañana, dio paso a un soleado escenario a partir de medio día… la sensación de estar solos, flotando en el agua agarrado al kayak a unos 500 metros de la orilla, sabiendo que bajo tus piernas hay una cantidad de metros de agua que quitan el hipo… no tiene precio… para todo lo demás, mastercard.

















5 comentarios:

  1. Refrescantes imagenes, ademas es bueno no dejar el Kayak parado del todo. Ahora vamos unos cuantos para Barbate, pero desde Tarifa, dicen que 42 kms pero yo digo que son 48, eso es lo de menos, Os apuntáis, sera muy pronto. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Así me gusta, que la pereza no te pueda, hay que pasear al kayak.
    Y ya veo que os cuidáis, esa infusión calentando el agua en el momento debe estar deliciosa. Yo para algo en el día, que es lo que suelo hacer, me la llevo en el termo, pero no es lo mismo :)

    ResponderEliminar
  3. Salva, ese recorrido que comentas lo hicimos hace un par de años a la inversa... saliendo de Barbate a Tarifa, pero en kayak, y haciendo noche en el Cañuelo. Nos encantó... es más, creo que deberíamos repetirla... también llevábamos el quemador para calentar la cena y el breakfast... Los acantilados de Barbate desde el agua seguramente sea el tramo de costa más espectacular de la provincia. Pero como tramo bonito, lo que se dice bonito, me resulta más hermoso el que va desde Retín a Tarifa.

    Iván, aunque cueste cargar y descargar... cuando se está en el agua... merece la pena, ¿verdad?.
    El termo no es mala idea... a veces también lo usamos, pero el rollito de prepararlo in situ, también tiene su punto. Cuando uses termo, mete dentro una estrellita de anís... verás el aroma y el sabor que suelta cuando le quites el tapón en cualquier rinconcito gallego... y si le echas un trocito de jengibre... está de muerte.

    Un saludo a los dos.

    ResponderEliminar
  4. Qué chulada, como siempre, Fran e Isa.

    Por cierto, creo que fue Alberto quien dijo que cuando hiciéramos Barbate-Cádiz te íbamos a pedir que nos pasaras por Santi Petri en el kayak, jajajaja...

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Te gusta el kayak?... Es un poco engorroso, pero cuando estás en el agua te lo pasas bien. Procuramos salir al menos cada 2 o 3 semanas... con eso es suficiente para disfrutar.

      Cruzar por Sancti Petri es posible, pero no en mi kayak, pues es de una sola plaza. Habría que alquilar uno en Novo-yet, de 2 o 3 plazas, y cruzar la canal... puede resultar divertido. El kayak cuesta 10€ por una hora... sobra tiempo para cruzar 3 o 4 veces.
      Si tenéis eso pensado... contad con nosotros.

      Dani, un abrazo.

      Eliminar