lunes, 17 de noviembre de 2014

Slowdown

Salir de casa con la intención de pasar la noche fuera, sin alejarse demasiado, con poco esfuerzo, aunque tampoco regalado. Como si fuese un blues… tocado por el maestro Satriani. Slow Down Blues, donde poco a poco, la guitarra va tomando fuerza… la fuerza necesaria para hacer avanzar la bici en las subidas… como en las subidas por el mástil. A veces la guitarra se asemeja al camino… hay que respirar, descansar, bajar la intensidad y relajar el cerebro… para volver a subir mas tarde. Los deportistas, cuando van avanzando en edad, se dan cuenta que ya no tienen el brío de la juventud… van perdiendo zancada y ganando experiencia, al igual que muchos músicos, que son muy virtuosos en la juventud, pero con los años, no pueden interpretar sus propias canciones, pues no alcanzan las pulsaciones necesarias.
Aunque nuestro campo de acción es algo monótono, pues tampoco nos podemos alejar tanto a base de darle a la biela, siempre habrá alguna manera de abarcar un poco más… fraccionando la etapa, por ejemplo.
Las lluvias han sido generosas estos días atrás, por fin, y la opción estaba clara: ¿para que empantanarse?    Tomamos el terraplenado carril que une San Fernando con Chiclana; nos acercamos a Medina Sidonia por carretera; disfrutamos de la solitaria carretera de Los Naveros hasta Vejer; y por la carretera que comunica esta última localidad con Trafalgar, pusimos ruedas en Zahora.
Zahora en noviembre es un paraíso para ciclistas y senderistas que buscan un rincón donde descansar las alforjas, estupenda para dormir sin escuchar un alma y con buenos espacios para alojar las monturas. Podremos contemplar la ráfaga del faro arrojando luz al infinito en la oscuridad.
Olas de casi tres metros en El Palmar, por la mañana… y tomamos la carretera de Conil; pasamos por El Colorado, Barrio Nuevo, Pago del Humo, Chiclana, El Marquesado, La Chacona, y al llegar a casa, 126 kilómetros más tarde… la sensación de haber aprovechado el “finde”, nos ha provocado una enorme tensión muscular en los rostros ( lo que viene siendo una sonrisa de oreja a oreja).
Slowdown (ralentizado), esa es la manera de darle al manubrio cuando se viaja cargado, pero también se disfruta más del paisaje y del momento.





Ermita del Berrueco


Iglesia de Los Naveros

Ganadería de Nuñez del Cuvillo







Surf en El Palmar








Ficha técnica

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8268566

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8268581

2 comentarios:

  1. Hoy he descubierto tu blog, como casi siempre sucede en estos casos, por casualidad. Me ha gustado tu estilo en las descripciones de los recorridos, así como las fotografías que los ilustran. También, especialmente, las referencias musicales que introduces. Me lo apunto para futuras visitas. Un saludo. Lidia. lamaladeta.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Lidia por pasar y quedarte unos minutos con nosotros en este pequeño rincón. Pasaré por tú blogs.
      Un saludo

      Eliminar