miércoles, 4 de enero de 2017

Ascensión a La Torre (1993m). Máxima elevación de Portugal continental.

Construir una torre de siete metros de altura en la cumbre de una montaña, para que ésta alcance los 2000m, es lo mismo que hicieron los chinos al Everest, instalando un trípode de aluminio para que el techo del mundo alcanzase los 8850m.
Esta absurda manía por la “perfección” de los números redondos… con el encanto que tienen los decimales…
Como habían pasado dos días festivos, la navidad…, hasta el 26 no nos enteramos de la muerte de Rick Parfitt, guitarrista y cantante de los míticos Status Quo. 2016 se ha saldado con una extensa lista de grandes músicos que nos han dejado… algunos demasiado pronto. Muchísimas gracias a todos por su trabajo.
Final de diciembre fue la fecha que elegimos para acercarnos a Covilhâ, ciudad de Pedro de Covilhâ, descubridor portugués, que fue quien preparó los viajes de Vasco da Gama a la India; para descansar, y al día siguiente, acometer una corta subida a una elevación que puede perfectamente hacerse en coche… o muchísimo mejor, en bici… pero para eso hay que estar muy, pero que muy fuertes. Es un puerto mítico de la Vuelta a Portugal, de hecho…
La Sierra de la Estrella posee un ecosistema envidiable. Berrocales graníticos, barrancos, valle glaciar (dicen que el más largo de Europa), abetos, pinos, castaños, robles, brezo, agua, agua, agua… aquí nace el Zêzere…
Desde la ciudad de Covilhâ, sólo hay que seguir las indicaciones al “Torre”. Aparcamos en el cruce con Manteigas, frente a unas naves de conservación, y buscamos por allí, pues sabíamos que sube un camino por el valle glaciar desde esta serrana población. Dimos con él, y nos adentramos… está indicado, aunque poco o nada desbrozado y en algunos tramos cuesta seguirlo… hay que ir atentos.
La atmósfera invitaba a caminar, y el paseo era corto, pues salimos desde 1600m. Pronto encontramos las rocas cubiertas de nieve costra, pero no hacía falta material invernal. Los berrocales graníticos, típicos de Extremadura, los tenemos aquí por doquier. El paisaje escarpado le da un ambiente muy alpino, sólo mancillado por la cercanía de la carretera, la cual tendremos que cruzar en dos ocasiones, y los restos de un accidente de automóvil… que se precipitó valle abajo. Para los amantes del ciclismo es un verdadero paraíso, lo malo es, tener que lidiar con un tráfico portugués, que parece estar poco o nada concienciado con la dureza de la actividad ciclista. Esperemos que esto cambie.
La cumbre, está bastante desvirtuada, pues las construcciones antipáticas de unos radares de la OTAN, abandonadas a su suerte, estropean bastante el panorama, aparte de otros edificios, aparcamientos, mucho tráfico, tiendas… en fin… pero no podemos, ni debemos juzgar una montaña, o una ascensión, por la escasa superficie de su cima. La montaña se mide desde su base, y con una prominencia de más de 1200m, se trata de una extensión del Sistema Central bastante interesante, emocionante, diversa, y aconsejable. Está al alcance de todos, y creemos que es de obligada visita para quien se precie montañera, o ciclista; además, la oferta hotelera y gastronómica de Portugal es buenísima, económica, agradable…
Ma Kelly´s Greasy Spoon… 1970… el mejor álbum de Status Quo. Para siempre.





















-->

2 comentarios:

  1. Me gusta la idea de subir esta montaña, alguna que otra vez ha estado en mi agenda y por ahora se nos resiste. Esperemos que algun podamos visitarla. Familia nos vemos, Feliz entrada de Año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Salva, igualmente. Es una gran montaña, una zona preciosa, una biodiversidad espectacular... una gastronomía estupenda... muy buen destino de vacaciones Portugal. Repetiremos... por si te cuadra.
      Salud.

      Eliminar