sábado, 12 de marzo de 2011


SIERRA DE LOS PINOS

Camarón de la Isla nos canta “ Entre tomillo y romero, la tarde duerme la siesta, entre tomillo y romero, y el árbol suspira, el viento y el agua duerme en el río, con palomas en silencio..” en su estribillo de Sentao en el valle, como en esta época el monte está lleno de romero y tomillo nos fuimos a la Sierra de  los Pinos a disfrutar de su fresca fragancia. Ésta es una más de las que configuran el complejo sistema kárstico de los Llanos de Líbar. Partimos desde Cortes de la Frontera, se puede acceder desde el camino que está frente al IES del pueblo como desde el caminillo que bordea el pueblo por su parte de arriba y que va a dar a una pista que se une a ésta del instituto.
Esta pista discurre por una vegetación de matorral mediterráneo acompañada de ganadería de animales domésticos. Vamos ascendiendo haciendo giros hacia la izquierda para evitar caminar por la pista, donde nos adentramos por caminos reales que comunica Cortes  con Montejaque y pasamos por la zona llamada el Romeral y vamos divisando Sierra Blanquilla.

Ascendiendo por el GR7
Llegamos al final del collado donde hay una confluencia de caminos señalizado con un gran hito, si giramos hacia la derecha nos lleva a sierra Blanquilla y Martín Gil y si seguimos por la pista hacia la izquierda ascendemos a la sierra de los Pinos.

Cruce Sierra de los Pinos - Llano de Libar
Seguimos ascendiendo por un terreno de encinas y vamos dejando atrás  el valle del Guadiaro. Poco a poco nos adentramos en el Peñón de Libar un fantástico torcal con singulares formaciones de caliza acompañado de  hermosos quejigos y majuelos de gran porte. 

Quercus Faginea
 Continuamos por un pequeño camino en zig-zag donde vamos divisando todos los Llanos de Libar así como las cumbres del Palo y Martín Gil.

Sierra de El Palo y Cerro de Martín Gil
 Seguimos por este sendero hasta que llegamos a una zona plana llamada los Llanos del Puerto y vemos a la derecha, marcada con dos hitos, una vereda,  giramos y nos vamos adentrando por un pequeño sendero paralelo a una valla y rodeados de un encinar y empezamos a descender donde nos conduce a la Breña Oscura, a partir de aquí empezamos ascender por un encinar que se caracteriza por su oscuridad y umbría, debido a ello se desarrolla una rica vegetación de musgos y líquenes que le dan al lugar un sentido sobrecogedor. Toda ésta zona fue antiguamente un pinsapar que ha sido destruido por la tala para la elaboración del carbón, en la zona se pueden observar todavía antiguos muros elaborados en piedra.

La Breña Oscura
Una vez salimos de este bosque empezamos a divisar las vistas del Caíllo, del Endrinal y del Pinar. Dejamos atrás una zona de arboleda para adentrarnos en una zona de sotobosque formado por cojín de monjas y pionar. Seguimos por una minúscula senda y nos dirigimos al único cedro que permanece vivo, el que le 

Cedrus Atlantica
 acompaña se encuentra ya muerto posiblemente de algún incendio ocurrido en la zona, desde aquí a duras penas se divisa el vértice geodésico debido a la niebla. Vamos salteando el gran lapiaz que nos separa de él y  ¡¡zas¡¡ estamos en la cima.

Vértice Geodésico de Los Pinos
Desde arriba se puede divisar perfectamente el polje formado en la Sierra de Líbar, los poljes son elementos de los modelados kársticos, éste se trata de un semipolje donde las aguas del arroyo de Montejaque se pierden y se infiltran de forma difusa por las montañas karstificadas y esto hace que su fondo normalmente permanezca seco. Una vez contemplamos las hermosas vistas emprendemos la bajada por el mismo sitio hasta el rellano con los dos hitos, es decir, los llanos del Puerto y seguimos por el mismo camino que traíamos pero a la derecha, que a poco avanzamos deja de ser camino para convertirse en una pequeña senda y comenzamos a bajar hasta los Llanos de Labranza donde se desarrolla una ganadería ovina y en esta zona llana se desarrolla una vegetación rica en retamas, pasamos por un abrevadero tallado en la roca y donde han elaborado un sendero a base de hitos  y hay pequeños torcales, es una zona de  contraste:  entre el gris de la caliza y el verdor de la vegetación hacen del entorno un lugar apacible.
Comenzamos la bajada por la cuesta del Panderete no antes sin divisar los Reales de Sierra Bermeja, Sierra Crestellina, Peñón de Gibraltar, Punta Carnero, San Roque.

Desde Los Reales (izq) a Punta Carnero (dcha)
 Esta bajada se realiza por un pequeño sendero rodeado de retamas, esparragueras, acacias con sus molestos pinchos, y que va bordeando una profunda vaguada hasta que llegamos al pueblo.  



Ficha Técnica:

Localización: Parque Natural Sierra de Grazalema
Población: Cortes de la Frontera (Málaga)
Altitud: 1396m
Distancia: 15 Km
Desnivel: 868 ms
Dificultad: Media
Trazado:Circular


2 comentarios:

  1. Que me gustan tus entradillas a los post, siempre utilizando letras de temas que viene al cuento...

    Y las fotos muy buenas...

    Perfecto, sigue así, gracias.

    Antonio.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Antonio. Te recomiendo el de Barricada para tu hijo, las letras son preciosas, y le vendrá bien para conocer una parte de la historia que apenas se llega a ella. Saluditos.

    ResponderEliminar