martes, 11 de junio de 2013

EL PLACER DEL VIVAC

-->
El vivac como fin, y no como medio, eligiendo debida y premeditadamente el enclave o posición, es una de las experiencias más reconfortantes de cuantas se puedan realizar en el medio natural. Procuramos llevarlo a cabo varias veces al año, y cuasi siempre en la montaña, pues después de haberlo comparado con la experiencia costera, la sensación en altura es mucho más agradable por cuestiones meteorológicas, de aislamiento, de silencio…
Además del placer del sueño en fase R.E.M. condicionado por la percepción de los sonidos que te rodean, que no deja de ser una maravilla, tenemos la oportunidad de observar el cono de sombra que proyecta la montaña sobre la que dormimos, solo unos minutos después del orto.
Unas notas musicales provenientes de las lentas manos del maestro Clapton, podrían ser, seguramente, la guinda de este incomparable pastel.



  

8 comentarios:

  1. Gracias Patronio, si la montaña es bonita de día nada te quiero decir de su noche...aunque no te puedes hacer una idea de la contaminación lumínica que hay..
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Una tenemos pendiente y observaremos el cielo y veremos Albireo en el pico del Cisne.

    ResponderEliminar
  3. Vale Salva, te cogemos la palabra que tú eres un gran conocedor de la astronomía...Albireo es una de las estrella que configuran la Cruz del Norte no? supongo que hay que esperar a una noche despejada de luna nueva que dicen que son las mejores para observar el cielo..
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Me gustaría dormir cerca de las estrellas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo Dani... supongo que llevaremos una a cabo cuando podamos coincidir, pues merece la pena, aunque esté prohibido... ya lo decía una canción: "todo lo que me gusta es ilegal, es inmoral... o engorda".

      Eliminar
  5. La primera fotografía me gusta muchísimo. ;-) .... vuestra percepción de la vida ... también ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos. Hay conos de sombra más espectaculares, sobre todo si hay nieve, pero la verdad es que ese momento es mágico... aunque cuesta salir del confortable saco para realizar unas fotos, pero luego... merece la pena.
      Hay que disfrutar, ¿verdad?.
      Un saludo, y gracias.

      Eliminar