domingo, 13 de octubre de 2013

EL PALO

-->
La emoción de caminar a oscuras por la montaña cambia radicalmente cuando enciendes el frontal. De pronto, te invade una falsa sensación de seguridad, es como si tu mundo se redujese a esos escasos metros que alcanza el haz de luz que sale de tu cabeza. Parece que no estás allí, rodeado de lapiaces y escarpes que incomodan tu avance… parece que no estás allí… cargado con el peso suficiente para hacerte desequilibrar a cada instante… realmente si que estás allí.
Montamos la tienda en la más absoluta oscuridad, y disfrutamos de nuestros pequeños manjares en el interior… dispuestos a alcanzar el sueño en una noche estrellada, en la que pudimos disfrutar de la Vía Láctea… el otoño ha llegado, y nuevamente retomamos la actividad de subir montañas… sin sentido… la comunicación se rompe por completo en el momento del orto: Communication Breakdown (Led Zéppelin) retumba en la imaginación, aunque la realidad es otra: nace un nuevo día y estamos vivos para poder disfrutarlo por encima de las nubes. Es un momento incomparable.









6 comentarios:

  1. Gracias a ti Dani por pasar por aquí. El otoño viene con calor aunque en la sierra hacía fresquito.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Lo del fresquito, ya lo imaginaba yo. Pero fresquito el que estamos pasando nosotros. Por cierto espero poder apuntarme a una nocturna pronto. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Salva, este comentario deberías haberlo puesto en inglés... deja de entrar en Caminos y Caños y vete a Piccadilly Circus...

    Un saludazo socio...

    ResponderEliminar
  4. Respuestas
    1. Jorge, pues a ver cuando coincidimos... Sierra Nevada está a la vuelta de la esquina... ¿te apuntas?

      Un saludo, socio.

      Eliminar