viernes, 3 de abril de 2015

Cerro del Caballo (3011m)

Es la segunda vez que subimos al tresmil más Occidental de Andalucía, entrando desde Nigüelas. A esto habría que sumar cuatro ascensiones más entrando desde la Hoya de la Mora, pero disfrutar de la panorámica que ofrece este maravilloso cerro Nevadense, no tiene precio. 
Nos pusimos en marcha a las 8:30, en Nigüelas, pero nada más cruzar el pueblo, un grupo de ciudadanos británicos, residentes, algunos, en la Alpujarra, se ofrecieron a acercarnos hasta los cortijos de Echevarría… ahorrándonos unas 4 horas de camino y mil metros de desnivel… ¡eso si que no tiene precio!
Esta ascensión ya se describió hace dos años en esta página, así que no vamos a redundar. Como llegamos temprano, gracias a la ayuda mecánica, ascendimos al Caballo directamente, y sobre las dos de la tarde, ya íbamos bajando hacia el collado, en busca de los mochilones, y tras avituallarnos algo y beber un poco, volvimos a abandonar las pesadas cargas y ascendimos, por la arista a uno de los picos de 2972m que despuntan por encima de la Laguna de Nájera, totalmente cubierta de blanco en estas fechas.
Las vistas del valle del río Lanjarón, el Veleta, Mulhacén, Alcazaba, el radio telescopio de Loma Dilar… y los enormes quitarrazos de Manuel Cabezalí en El Estruendo, canción del grupo Havalina, provocaban un ambiente lleno de emoción y grandes dosis de alpinismo.
Y es que, desde Caballo a oriente, el panorama cambia radicalmente. Entramos de lleno en la alta montaña Nevadense, con todas sus consecuencias.
Llegamos al vivac sobre las cuatro de la tarde, nos acomodamos, y preparamos un arroz para comer. Tras la ingesta de alimentos, nos dispusimos a abastecernos de agua, y para ello, cavamos un par de agujeros en la superficie congelada de la laguna, y con cuidado, llenamos los bidones.
La noche no fue nada fría, de hecho parece que lo que ha entrado es el estío y no la primavera. Unos cuatro grados, hicieron que pasásemos algo de calor en nuestros sacos. Así, pasadas las 6:30, salimos de aquel chalet de alta montaña, para ir preparando el desayuno y emprender la marcha.
Crampones, pues la nieve se endurece bastante durante la noche; y vimos alumbrar el sol desde el collado… disfrutando enormemente del cono de sombra que la montaña proyecta sobre todo el valle, llegando hasta La Maroma… y más allá, claro.
Merece una visita esta montaña, pues ver la hermosa Granada desde su cima… tampoco tiene precio.
La bajada, hasta Nigüelas, si que la hicimos caminando, unos 20 kms y 2100m de desnivel negativo, que aunque no lo parezca, es bastante recomendable, pero hay que estar bien preparados.





Primeros neveros

Cumbre del cerro del Caballo (3.011m)

Mirando al cerro del Caballo

Laguna y refugio del Caballo y cabecera del río Lanjarón

Buscando agua en la laguna para no tener que fundir nieve




Amanecer en el cerro del Caballo




Contemplando el cono de sombra


Bajando por la loma de los Tres Mojones
Alayos y Trevenque al fondo

Nigüelas






                  Ficha Técnica


http://es.wikiloc.com/wikiloc/spatialArtifacts.do?event=setCurrentSpatialArtifact&id=9237628


5 comentarios:

  1. Buen grupo Havalina. Y mejor ruta la vuestra. Nos vemos.

    ResponderEliminar
  2. Muy buena ruta.... y yo con mis crampones en una caja, Por cierto se rumorea de llevar permiso para piolet, era serio, era broma?

    ResponderEliminar
  3. Gracias y un saludo a ambos.
    Que no pare la buena música, desde luego.
    Salva, lo de la licencia de piolet, depende de si pretendes dar la muerte de Trosky a alguien o no...

    A ver si nos vemos de una vez.

    ResponderEliminar
  4. Preciosas fotos y preciosa travesía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que es una zona muy recomendable, Carlos. Me alegra que te guste.
      Un saludo.

      Eliminar