miércoles, 4 de mayo de 2016

Vía Verde de la Subbética

Hace solo unos días murió un gran guitarrista de blues rock, uno de esos que te puede tener horas escuchando sus mágicos acordes, uno que grabó con Stevie Ray, Eric Clapton, Roy Buchanan, The Doors, Albert Collins… hablamos de la élite de la música… solo unos pocos llegan ahí arriba. Ese hombre era Lonnie Mack, y su voz acompañando a esas cuerdas metálicas quedarán siempre en el recuerdo. Nosotros somos simples mortales, pero esta gente, nunca morirá.
Esta increíble vía verde se prolonga a lo largo de tierras cordobesas (Vía verde de la Subbética) y jiennenses (Vía verde del Aceite), sumando un total de 120 kms de alto disfrute para ciclistas, aunque son muchos los que se deciden a recorrerla a pie, de hecho, sirve de soporte para el camino Mozárabe que sale de Málaga y se une al de la Plata en Mérida, concretamente, el tramo de Lucena a Doña Mencía.
La vía entera sería una paliza de 240 kms, y como nosotros, ni estamos preparados para eso, ni lo pretendemos, tomamos la salida en la bella e interesante población egabrense, para llegar hasta el puente que salva el arroyo la Jamputa, que a saber lo del topónimo, situado a un kilómetro del Valdomojón, un puente realmente espectacular. Ya ida y vuelta supuso un montante de 70 kms, cifra nada desdeñable para una pareja de aficionados al tándem.
Una vía verde no supone ninguna dificultad al ciclista, ese personaje aguerrido y curtido en mil batallas contra los intolerantes del tráfico y la maleza, acostumbrado a soportar vendavales y chaparrones impertinentes… eso si, debemos extremar precauciones y comprender que estamos en un trazado turístico, frecuentado por un amplio abanico de aficionados a los pedales y las caminatas, gentes de distinto pelaje y diversa índole, que merecen el máximo de los respetos de parte de quien circula a mayor velocidad… no estamos en un circuito cerrado donde impera la ley del más fuerte…
Salimos desde Cabra, como hemos dicho, y en la estación tenemos restaurante a nuestra disposición, y mesas en la zona recreativa, así como museo del Tren del Aceite y posibilidad de alquiler de bicis. Pasaremos las estaciones de Doña Mencía, donde disponemos de un afortunado parking de caravanas para establecer nuestro campo base, si fuese oportuno; Zuheros, donde salvaremos el imponente río Bailón y disfrutaremos de un pueblo, que no merecía menos premio que el de ser galardonado con el de Pueblo más Bonito de España. Luque, donde hay museo del aceite y restaurante, donde podremos comprar aceite de Baena, que tiene fama de ser de los mejores del mundo… y nos lo creemos; se trata del tramo más atractivo de toda la vía, debido al relieve que nos acompaña, y con varios puentes de hierro, y un túnel en ligera curva, aunque suficientemente corto como para no tener que usar linterna, van a dar ese toque ferroviario a nuestra excursión, y cerca de la linde provincial, pasaremos junto a la laguna estacional del Salobral, que este año, a final de abril, ya presenta la triste imagen que tenemos más abajo.
Coincidimos con muchos ciclistas, algunos ocasionales y otros de esos que se molestan un poco si se para el personal a echar unas fotos en mitad del camino, y es que van tan rápido que les entorpece el ritmo cualquier globero que se le cruce.
El deporte de la bicicleta es muy agradecido, y nos ayuda muchísimo a permanecer en buena forma física, ya que con poco tiempo que le dediquemos, seremos capaces de recorrer distancias que al principio nos parecen insalvables. Hacer 100 kms o incluso 150 o más, en bicicleta, es tarea fácil… solo hay que salir a pedalear, asiduamente, y poco a poco alcanzaremos casi sin darnos cuenta nuestro objetivo… sólo hay que tener mucho tiempo libre… y una bicicleta.
Lo que nos extraña muchísimo es no ver más bicicletas tándem. Es muy divertido pedalear a dúo, es más, nos gusta más que la bici individual.
Este sería el trazado realizado por nosotros:


Y este el enlace con la información de la web de Vías Verdes:







Cañón del río Bailón en Zuheros

Laguna de Salobral









Estación de Luque



Tramo de desmonte cerca de Cabra
Castillo de Zuheros y al fondo la Vía Verde 
Vía Verde desde el Castillo de Zuheros




3 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias Salva. Cierto es que este año hemos ido muy poco por Sierra de las Nieves, o Sierra Nevada, y hemos guardado esos cartuchos para dispararlos en otras zonas que quedan un poco más lejos, y aprovechar el viaje para ver varios enclaves. Hemos visitado la Vía Verde, y también algún yacimiento arqueológico, el museo de Cabra, la iglesia de San Mateo en Lucena, que estaban de fiestas, el río Bailón, el castillo de Zuheros, la cueva de los Murciélagos... no hemos desaprovechado ni un minuto. El arqueológico de Cabra es muy interesante... bueno, la ciudad entera... incluso vimos un concierto de música Barroca en la Iglesia se la Asunción y Ángeles.
      Ya te digo... todo muy aprovechado.
      Un saludo.

      Eliminar
    2. Yo te diré que hay lugares que se me enquistan y este es uno de ellos. Lo tengo en mi agenda desde comienzo de los 90 y por una cosa u otra no he ido. Mi hermano Carlos estuvo hace escasas semanas y yo medio que me iba con el para mas tarde ir a Cazorla a la que tengo pendiente mi cuarta visita) pero al final no pudo ser. En fin la tenemos ahi y ya tengo nuevas referencias que me motivan a ir en un futuro no muy lejano. Saludos.

      Eliminar