lunes, 1 de agosto de 2016

Peña Prieta (2539m) – Peña Prieta Sur o Monte Infierno (2537m) (Máxima elevación Palentina) – Mojón de las Tres Provincias (2499m) - Desde Puerto de San Glorio (1599m)

Cuando llegues a la Montaña… sigue subiendo… como una escala de Queens Of The Stone Age. Esas Reinas de la Edad de Piedra vienen como anillo al dedo para este maravilloso,  complejo e interesante paraíso mineral del que hablamos.
Hay dos vertientes disponibles para acariciar la cima más alta de Palencia, y elegimos la Norte, desde el Puerto de San Glorio, por estar más cerca de nuestro maravilloso rincón de hospedaje.
La primera ascensión registrada a esta montaña data de 1861, Cipriano Pérez (Vecino de Ledantes) y la Comisión Militar Luís Cifuentes, pero seguramente, algún lugareño sin intenciones deportivas lo hiciese muchísimo antes. Alejandro Goicoechea ascendió en 1927, desde Llánaves de la Reina; Ignacio Pérez en 1944… y su primera ascensión invernal con esquís fue en 1954, llevada a cabo por dos cántabros: Amalio Fernández y Julio Casal.
Es de recibo anunciar que la montaña Palentina, y el Alto Carrión, donde nos encontramos, reúne unas condiciones geológicas bastante interesantes, posiblemente la más variada de nuestra Península, refiriéndonos a un entorno muy concreto. Conglomerado de bolos rodados, esquistos, pizarra, granito, arenas… harán de la caminata un momento muy agradable.
Desde la cumbre de Peña Prieta tenemos una de las mejores vistas de las que se puedan disfrutar, si la condensación lo permite, aunque a veces, ese juego entre nubes es mucho más interesante que un día totalmente despejado… Vemos el Espigüete, Picos de Europa, la Laguna de Fuentes Carrionas, donde nace el río Carrión, a más de 2200m de altura, que la tenemos justo bajo nuestros pies, y la cortina de nubes, de vez en cuando se portaba bien con los tres únicos habitantes de la cima, y nos dejaba ver el Curavacas, que es, con sus 2520m de altura el verdadero “techo” palentino por excelencia, aunque 17 metros más bajo que donde nos encontramos, y es que aquel si que es una montaña integrada completamente en la provincia.
Desde El Mojón de las Tres Provincias (Divisoria geográfica de Cantabría, Palencia y León) nos deleitamos con el embalse de Riaño y las Agujas de Cardaño, por ejemplo, además ofrece una perspectiva fabulosa de lo que nos queda por recorrer para acariciar el “Techo de Palencia”.
La ascensión sólo presenta algo de dificultad desde el Collado de Robadoiro hasta el Alto de Cubil de Can, donde tendremos que superar una preciosa trepada de II Grado, no muy apta para personas con vértigo, pero que podrá ser superada con ayuda y paciencia.
El comienzo de la jornada fue complicado, pues en Puerto de San Glorio había una espesa niebla que no era de gran ayuda… gracias a dos pastores que nos encontramos en el coche, y que nos acompañaron hasta la primera bifurcación, pudimos enfilar la ascensión.
“Si quieres perderte, coge un mapa…”  Eso es lo que nos advirtió este ser humano, al decirle que llevaba el “mapita del gps”… y así fue… pues acabamos entrando por una zona de barrancos bastante tediosa de avanzar, por la zona del collado de las Yeguas, lo que nos entretuvo bastante… ¡ que difícil es seguir los desdibujados caminos cuando no se conoce la zona, y entre nubes…!
El resto de la jornada fue un disfrute total, abrigados con polar y Gore-tex a mediados de julio, avituallamiento estupendo e infusión en la cima más alta de Palencia, concluyendo la bajada por otra zona distinta, descendiendo desde el Tres Provincias, por el Hoyo Empedrado hacia el Boquerón de Bobias, collado que da paso a la Vega del Naranco, refugio de Tajahierro, y cruzando el Portillo del Boquerón, a la Vega de Tarna, donde nos despidiéramos de los pastores hacía unas horas, arribando al coche con 9 grados, en un día que aunque largo, fue un día inolvidable.

De izquierda a derecha: piedra , papel y tijeras.
Curavacas, peña Prieta y Mojón Tres Provincias vistos desde otro lugar.
Ascendiendo para recuperar el camino.

Collado de Robadoiro.


Hacia el Cubil de Can.
Primeras vistas de Peña Prieta.
Aristeando... los pasos previos a la disfrutona trepada.
La arista cimera hacia el Tres Provincias.

En la cumbre del Mojón de las Tres Provincias.

La maravillosa diversidad geológica de esta Montaña.
Ascensión final.
Peña Prieta (2539m).


Laguna de Fuentes Carrionas, nacimiento del río Carrión.
Volviendo hacia el Tres Provincias.
Geometría natural.
Laguna donde nace el río Hoyo Empedrado.
Valle del Naranco.

6 comentarios:

  1. Que pasada de ruta!!! Montañera,montañera!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste la zona. Es espectacular, Bernardo. Hay que ir más veces por allí.
      Salute, chaval.

      Eliminar
    2. Yo iba a ir en Septiembre y por ciertos motivos he tenido que anularlo... ya hablamos.
      Precioso esos caminos, deseoso de hacerlo tal cual... asi lo diseñe en mi mente hace tiempo
      Saludos.

      Eliminar
    3. Me alegra que te guste, Salva. Nosotros, realmente dimos un quiebro de última hora, pues no teníamos en mente ir por Cantabria este año... pero a solo 3 semanas de salir, se nos ocurrió ir a Potes. Y mirando, vi que esto está muy cerca de allí. Nos ha encantado. Ya conocíamos el Curavacas, de hace 4 años, y me ha gustado más Peña Prieta, por las perspectivas y la fisionomía de esa arista cimera desde Cubil de Can... hay una trepada vertiginosa antes de llegar, pero a mi, que no me da miedo, me encantó, y me alegré mucho de haber subido por allí. ¡Una gozada!
      Un abrazo, y no me importaría repetir...

      Eliminar
  2. Enhorabuena Fran, un recorrido espectacular.Esa ruta a mi me encanto, desde San Glorio, y los valles por donde la misma se adentra.Me he fijado que hay bastantes neveros todavía en estas fechas.Aprovechad y acercaros al Espigüete si no lo conoceis, la montaña Palentina que más me gusta, hay otras opciones muy interesantes como el Tres Mares, por ejemplo.
    Disfrutadlo y un abrazo pareja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ascensión fue el 12 de julio. Al regresar a San Glorio había 9ºC en el termómetro. Un día perfecto para una montaña preciosa, que estuve mirando en tu blog unos días antes de salir.
      Gracias por tus comentarios Richi. El Espigüete no lo conocemos, pero si el Curavacas, por lo tanto, tenemos planes futuros para Fuentes Carrionas.
      Nos vemos.

      Eliminar