viernes, 9 de marzo de 2018

Ascensión al Risco de las Villuercas. 1601m.

-->
El Geoparque Villuercas-Ibores-Jara, declarado con esta categoría por la Unesco, se extiende por estas tres comarcas cacereñas, y permite observar periodos geológicos que abarcan desde el Ediacárico al Silúrico, y los procesos geológicos ocurridos durante el Carbonífero, el Neógeno y el Cuaternario. La riqueza que nos ofrece a este nivel, es incalculable, por eso, se trata de una extensión de tierra muy delicada, a la que se debería cuidar muchísimo más de lo que se hace… y por supuesto, de lo que se ha hecho en el pasado, con aberraciones como la edificación de una unidad militar en su cumbre más alta.
Ahora se ha aprobado un presupuesto de 2 millones de euros, para renovar el firme de toda la carretera que asciende a cumbre, desde la ermita del Humilladero, en Guadalupe. ¿…? No se entiende, pues con ese presupuesto, se podrían llevar a cabo otras mejoras mucho más valiosas.
Se trata de un punto importantísimo a nivel hidrológico, ya que separa las aguas del Tajo y las del Guadiana. A pocos metros de la cima, nace el caudaloso río Almonte, entre otros de gran importancia, que discurre por un anticlinal muy descriptivo.
Las cadenas montañosas se alinean paralelamente; tenemos ante nuestros ojos la mejor representación de relieve de tipo apalachiano.
El valle sinclinal del Viejas es de libro, centrado entre el anticlinal antes mencionado y el del Ibor. Un espectáculo que sólo podremos contemplar en este Geoparque.
Era temprano cuando dejamos el coche, cerca de la ermita, el sol no asomaba aún, pero había bastante luz y cuatro grados negativos. Llevábamos un track, pero nos duró 100 metros, pues vimos a la izquierda un sendero del GR-117, así que… donde se ponga un sendero, que se quite una carretera.
Más adelante, el track cruzó nuestro camino, pero se iba por una amplia pista… que tampoco nos sedujo. Continuamos el precioso trazado del GR-117, tramo Guadalupe-Navezuelas, que entre roble melojo, pino, castaños, jara, brezo, y una riqueza geológica sin precedentes, nos va ayudando a ascender progresivamente, ofreciendo de vez en cuando unas amplias vistas hacia el Este. Nos sorprendió ver huellas de grandes neumáticos de motos de enduro… otra asignatura pendiente de los gestores del Geoparque.
Nos volvemos a encontrar con la carretera en el collado de la Arena, y aceptamos la invitación del mirador del Sinclinal del Viejas. Desde este collado seguimos por la carretera hasta la cumbre, aspecto que nos agradó menos, pero las vistas compensan a cada paso. Alcanzamos otro collado, el de la Portuguesa, y vimos dos montañeros que tomaban un camino tangente al nuestro… nos saludamos de lejos.
La cumbre, con una recompensa absoluta en cuanto al esfuerzo, tiene muchos peros, y es que hay bastante chatarra, además, se sube en coche hasta el mismo V.G. Disfrutamos amplias vistas, comimos, nos hicimos un té… y vimos aparecer los dos montañeros de antes.
Como uno de los dos, y no vamos a decir quien, siempre quiere meterse por donde no conoce y buscar nuevas alternativas, se decidió (por cansino), en el collado del Llano de San Cristobal, pasar al otro lado de la valla y descender por donde pensamos que habían subido esas dos personas. Aquí la decepción alcanzó techo, pues dimos con el vertedero de los que “ocupaban” la cumbre: botellas de vidrio a cientos, filtros de aceite de vehículos grandes o generadores, aerosoles, jarras…  y muchas cosas más… puede que fuesen de origen militar, o de los encargados de las instalaciones de telecomunicaciones, y es que cuesta mucho trabajo bajar la basura hasta Guadalupe.
Este collado pasa entre Pico Villuercas, al Este, y Risco de la Villuerca Chica (1512m), al Oeste. Toca bajar entre hermosos robles y abundante vegetación. El camino es estupendo, y con cierta incertidumbre vamos llegando al valle de la Celada, donde enlazamos con el collado de la Portuguesa. Vimos de lejos un precioso embalse, el de Ruta de los Molinos, del Guadalupejo.
Esos días había nevado bastante… Gredos se veía completamente cubierto de blanco y hacía una temperatura baja, pero nada que no se pueda atemperar con una buena dosis de Soul y R&B de la mano de Anaut, un grupo madrileño, liderado por Alberto Anaut, que nos presenta su gran talento con un nuevo disco.  Es un grupo que nació en 2013, y este año se defienden con una gira por salas que no nos vamos a perder. Nos gusta bastante porque es música pura, grabada con medios analógicos y tocando todos a la vez, por lo tanto, en directo suena igual que en estudio, no como esas músicas enlatadas, sin personalidad, que nos quieren meter a la fuerza en la tele y en la mayoría de emisoras de radio… música que nosotros no escuchamos, por supuesto… hay que saber elegir, igual que con los caminos… los hay buenos, y no tan buenos… es más, el hecho de que la mayoría siga una huella, no quiere decir que sea la mejor propuesta. Moraleja: No nos sigas, si no quieres verte envuelto en problemas.

Ha sido un acierto tomar el GR-117.

Guadalupe queda justo ahí abajo.

El color del bosque es espectacular.

Reparando hitos.

Hojarasca.

Nos metemos en robles hasta las cejas.

Sucesión de valles y aristas.

Las brumas especiales de las mañanas frías.

Un sinclinal espectacular.

La desvirtuada cumbre. Tiempos nuevos, tiempos salvajes.

Desde el Collado de la Portuguesa.

Al fondo se ve Navezuelas, otra variante para subir.

Panel explicativo. Hay varios.

El helipuerto de la cima y parte de las instalaciones.

Los escarpes de la zona cimera, son espectaculares.

V.G. Villuercas.

Anticlinal del Almonte.

Vista hacia el Valle de la Celada.

Las últimas nevadas, también se dejaron ver por las Villuercas.

¿Hasta cuando?

Dejando atrás el Risco, descendiendo por la vertiente opuesta a la de subida.

El robledal es muy tupido.

El 117 se desvía a la izquierda.

Guadalupe.

4 comentarios:

  1. Recuerdo la zona Fran.... Hasta cuando? ....esas son antiguas, no vale. Me alegro de veros de nuevo de viaje por ahi, sabéis aprovechar los momentos. Yo para Mayo si Dios quiere. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Salud, Salva. Por eso preguntaba... porque son antiguas y ya va siendo hora que se dignen a limpiar el Geoparque, que es vergonzoso.
      El entorno es brutal... si vas a subir y no tienes días, puedes hacerlo en coche... pero el paseo por el robledal, merece la pena. Aunque sea, aparcas en el collado y bajas un poco caminando para verlo... es precioso. Si dispones de tiempo, pues hazla caminando entera. Usa mi track que es bueno. Espero que disfrutes, que merece la pena.
      Un saludo, y gracias.

      Eliminar
  2. Pues me ha gustado mucho esta bonita ruta que habéis realizado, sin lugar a dudas quedan sitios por conocer. Saludos cordiales de Carlos y Petra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos, y Petra. Se trata de una zona con muchísimo potencial. Ya estuvimos el año pasado, en la Lorera de la Trucha. El Loro es un árbol que apenas se ve en este parque, en casi toda la península. A nivel geológico es un parque muy interesante... puede que el más interesante de la península. No es demasiado conocido, por lo tanto, no está masificado. Hay cantidad de recorridos, para estar allí varios días y no aburrirse... y no está lejos, aunque lo parece.
      Un abrazo, y gracias.

      Eliminar