martes, 4 de febrero de 2014

SIERRA LUNA, SIERRA DEL BUJEO Y EL GITANO.

 
En el área recreativa del Bujeo nos dimos encuentro un grupo de amigos con la intención de caminar hacia el norte y recorrer algunas zonas de la Sierra del mismo nombre. Ascendemos por un tramo de pista ciclable pero pronto nos desviamos a la izquierda, para evitar caminar por pista, y adentrarnos por el bosque de ribera del río Guadalmesí, cuyo sendero está muy bien marcado y la vegetación es exuberante debido a las últimas lluvias. El río desciende con fuerza debido al agua que arrastra y a la pendiente que tiene que ir salvando, unos 600m hasta la desembocadura en el mar de Alborán.
Vamos caminando entre alisos, alcornoques y quejigos hasta que llegamos a la confluencia con el aporte del arroyo de los Alelíes que cruzamos y seguimos ascendiendo para, poco a poco, adentrarnos en el bosque de laurisilva donde la vegetación cambia a árboles laurifolios de diferentes especies como el tilo, brezo, laurel, madroño, helechos, musgos, líquenes, lianas, etc, es un tipo de bosque que se caracteriza por la alta cantidad de humedad introducida por las nubes en formación que aportan los vientos del mar y dotan a estos bosques de un excelente follaje y cobertura vegetal. Cuando te adentras en ellos te da la sensación de estar en plena selva tropical o en un bosque de la Era Terciaria, de donde viene su origen y que posteriormente durante el Cuaternario fueron desplazados a las zonas más templadas del sur peninsular, en concreto este tipo de bosque solo lo encontramos en este Parque y en las Islas Canarias.
Cuando salimos  de él  nos dirigimos a los llanos del Juncal, donde nace el río Guadalmesí, y de aquí ascendemos al Pico Luna (786m), desde donde tenemos unas espléndidas vistas de toda la Bahía de Algeciras, Sierra del Algarrobo, cerro del Fraile, sierra de Ojén, norte de Marruecos… Sierra Nevada.
Después de haber satisfecho nuestros estómagos con una buena comida en compañía, empezamos a descender hacia el Tajo de las Escobas, sin llegar, y tras cruzar de nuevo los encharcados llanos del Juncal, nos fuimos directos al Gitano (837m), para contemplar desde su cumbre “metalizada”, la costa tarifeña y tingitana… y el islote Perejil. ¡Cuánto hierro!
Había que bajar con premura, que nos quedaba todavía llegar a las antenas militares que se yerguen a 771m en el punto más alto de la Sierra del Bujeo, para bajar hacia el Puerto de la Higuera (567m) y tomar un bonito sendero que desconocíamos, guiados por Salvador y Daniel, hacia Pelayo, por la Garganta de Marchenilla.
De aquí al coche no nos queda mucho, y se aparece de nuevo en la pista que viene de Las Corzas.














Datos Técnicos:

Localización: Parque Natural de los Alcornocales

Población: Pelayo (Cádiz)

Altitud Máxima:  868m

Distancia recorrida: 20,99 kms

Desnivel: 630 m

Tipo de Trazado: Circular

Clima: Baja montaña

9 comentarios:

  1. Preciosa y completa ruta que no desmerece realizarla; bosque, vegetación selvática, río, bahía, mar, otro continente, cima, (con antenas: esto sí) etc. y compañía.
    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alvaro, sí que es una ruta fácil y la tenemos muy cerquita de casa, no tenemos que hacer largos desplazamientos para ver la naturaleza en estado puro, aunque aquí, hay zonas de muchas chatarras en pro de la tecnología, en esa pequeña parte corremos un tupido velo. ¡¡todo sea por los avances¡¡ Saludos.

      Eliminar
  2. Que sitios mas bonitos que nos enseñais, gracias.
    Las fotos, como siempre... una pasada.
    Saludos pareja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Fran, tú este año no te puedes quejar, la zona donde vives tiene que ser espectacular en paisajes naturales, te seguimos..
      Saludos desde el sur.

      Eliminar
  3. Una bonita ruta, combina distintos puntos de vista del paisaje, y con el mar de fondo, total.Interesante los lugares que se descubren, menos conocidos de la peninsula, pero con su encanto natural.Me gusta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta zona de la piel de toro tiene unas zonas de frondosas muy encantadoras. Aquí el alcornoque, el quejigo y la encina son grandes protectores del suelo, y la orografía, compuesta de profundos canutos (barrancos), favorecen el cercimiento de brezo, rododendros, laurel... es un paisaje extremadamente húmedo en esta época del año y difícil de conservar, pues los veranos son temibles por culpa de los incendios provocados.
      Deberías bajar alguna vez por el parque de Alcornocales. Te gustaría.
      Un saludo Richi, y gracias por tu colaboración.

      Eliminar
  4. Excelente ruta, en pleno estrecho, aquí los vientos, los paisajes el clima y vegetación tienen un encanto muy especial. Y para sazonar la ruta una compañía extraordinaria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A pesar de que la ruta fue un poquito larga, Alex se comportó como un gran montañero y esperamos que siga tus huellas en esta modalidad, pues se le ve interés y lo disfruta.
      Con los prismáticos podíamos a ver visto a Xema remando en el Guadarranque si hubiésemos coincidido en el tiempo.
      Ya haremos otra por allí. Saludos

      Eliminar
  5. Isabel:
    ¿Conoces el blog de Manuel? Tiene otro blog, que creo puede serte muy interesante para ti, si no lo conoces aún (http://prehistoriadelsur.blogspot.com.es/). Un saludo.

    ResponderEliminar