miércoles, 14 de enero de 2015

Pico do Ruivo (1862m) desde Pico do Arieiro (1810m)

Tocar la guitarra, bailar y cantar con la energía que derrocharon Talking Heads durante aquel mítico Stop Making Sense en 1984, requiere un estado de forma física excepcional, además de una exuberante cantidad de magia y sentido del ritmo.
Con esto no queremos decir que haya que ser un atleta para alcanzar la cima más alta de Madeira, pero hay que dejar claro que el paseo comporta un desnivel de unos 1300 metros, y eso que el pico de Arieiro, donde dejamos el coche, se eleva 1810m sobre el mar atlántico, visible desde arriba.
Desde Funchal, tomamos la carretera ER 103, y en un vertiginoso ascenso, llegaremos a esos 1810m de altitud, la segunda altura de la isla; junto al aparcamiento, hay restaurante, tienda, y desde 2011 una E.V.A. del ejercito. El trazado que nos va a llevar hasta el pico Ruivo, está trabajado a conciencia, con escaleras, pasamanos, señalización, miradores… una verdadera obra de ingeniería que convierte  este recorrido, en  toda una delicia para la mayoría de los turistas que arriban a este pequeño archipiélago.
Estamos ante el PR 1, y al poco de comenzar, ya rebasamos la primera y más vertiginosa de todas las aristas por las que discurre el camino. Las vistas a diestro y siniestro de todos los barrancos que nos rodean son verdaderamente espectaculares. Nos podemos empapar de toda la geología de la isla, y ver como se elevó todo el material que emergió de las erupciones volcánicas que conformaron Madeira.
Al poco de comenzar, hay que desviarse unos metros para alcanzar el mirador Ninho da Manta… merece la pena.
Tras una vertiginosa bajada, por una escalera con peldaños “talla alemán”, llegamos a una bifurcación anulada, pues a causa de unos desprendimientos, la posibilidad de hacer el camino de vuelta por la vereda occidental, la de los túneles, está clausurada de momento. Están trabajando en ello.
El fenómeno del mar de nubes es casi diario, por lo que aconsejamos madrugar, así poder disfrutar de las vistas durante la ida, pues casi seguro que a la vuelta nos sumergiremos entre la espesa niebla.
Otro desprendimiento, ha anulado el paso en el tramo final, antes del refugio, y hay que tomar el túnel  hacia el pico Arieiro, para desviarnos a la derecha, nada más cruzarlo, y afrontar un tramo que no sabemos si es provisional o definitivo, en el cual hay instaladas unas escaleras metálicas vertiginosas, que tienen pinta de no durar muchos años, y tras volver al camino original (rodeo que añade unos 45 minutos a la ruta y un desnivel asombroso) ya sólo nos queda un tramo incendiado y en regeneración, hasta llegar al refugio y posteriormente a la cima más alta de la isla, desde donde tenemos tres miradores excepcionales, para que no nos perdamos ni un solo ápice del maravilloso paisaje que nos rodea. Hasta la avifauna local se recrea con esta maravilla.

Desde aquí  tenemos una encrucijada con varias opciones, una de ellas sería llegar hasta Encumeada, pero hay 11 kilómetros, y luego hay que volver… prácticamente es inviable.


























                              Ficha Técnica

                      http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8569472


3 comentarios:

  1. Qué bonitos lugares. Las vistas son preciosas. Me alegro de que las hayáis podido disfrutar y gracias por enseñarnos las fotos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Salva y José Luis, tuvimos mucha suerte con el tiempo nos regaló un día espléndido porque aquella zona con días de lluvia es un poco complicado por los desniveles del suelo. El sitio es una gozada para los que nos gusta la Naturaleza ya que las vistas son increíbles y está todo muy cuidado y limpio. Saludos

    ResponderEliminar