lunes, 28 de septiembre de 2015

Bahía de Cádiz en Kayak

En julio comenzamos la temporada de kayak, pues apetece poco salir a la montaña, y aprovechamos las mañanas estivales para remar suavemente por nuestro entorno. El kayak es un buen complemento para mantener la actividad física durante la época veraniega, así, también trabajamos otros grupos musculares y mantenemos nuestra capacidad aeróbica en forma… aunque normalmente trabajamos a muchas menos pulsaciones cuando salimos a remar, que si nos vamos a correr. La carrera a pie es el ejercicio más completo y eficaz que podamos practicar… pero eso es otra historia.

Como las playas están llenas de personas que vienen a disfrutar del mar, nosotros no podemos invadir su espacio de baño por motivos de seguridad, por lo tanto, la recomendación es salir muy temprano, y a ser posible en zonas habilitadas. Uno de los lugares más idóneos para embarcar es la playa de Sancti Petri, por la ausencia de oleaje, la cercanía del agua al coche, y la poca concentración de bañistas que vamos a encontrar. De hecho, es donde nos vamos a encontrar mayor actividad de deportes náuticos.

Otro lugar recomendable es la playa de Río San Pedro, en Puerto Real, en la primera rotonda si venimos de la universidad. Disponemos de una ducha, y el coche lo podemos aparcar a 20 metros del agua. Aquí, la sensación de tranquilidad y de disfrute de un entorno natural, es mucho mayor. Tenemos en la otra orilla el Parque Metropolitano Marisma de Los Toruños, que se une al Pinar de la Algaida, por lo tanto vamos a remar entre dos espacios naturales si lo hacemos río arriba.

En la desembocadura, rodeando la Punta Saboneses, lugar donde avistaremos cantidad de aves como gaviotas, charranes, ostreros, pagazas piquirrojas… tenemos toda la zona industrial de la bahía frente a nosotros, incluyendo el faraónico puente de La Pepa, muy moderno y ostentoso, y por el cual no pueden circular bicicletas o ciclomotores… pero solo girar la proa a estribor, podremos remar a lo largo de una playa virgen de unos 5 kms. A veces, incluso entran olas bastante atractivas y suaves para practicar el surf, lejos de la orilla y los bañistas, además se trata de playa con poca gradiente, por lo tanto, la seguridad está garantizada.

Es conveniente no alejarse demasiado de la orilla, y practicar por una zona donde las rompientes sean muy suaves, pues no podremos permanecer más de 90 minutos en el interior de nuestro kayak, ya que los miembros inferiores empezarán a adormecerse o a sufrir molestias en los puntos de apoyo, como los talones; además vamos bebiendo, sudando, comiendo, y en algún momento nos entrará ganas de hacer alguna pequeña necesidad fisiológica. Lo ideal es salir del kayak a estirar las piernas cada 45 o 50 minutos, para no sufrir ansiedad.

Otro buen ansiolítico, recomendable por cualquier médico, y por nosotros aunque no lo seamos, es escuchar a los alemanes Rage, que en su disco Unity, de 2002, incluyen temas estupendos y alegres como Insanity.


La nota negativa, que siempre tiene que haber una al menos, es la cantidad de basura que encontraremos en las playas naturales, como la de los Toruños, pues casi todo el que pesca por la bahía, arroja por la borda y sin miramientos una buena cantidad de envases, a parte de lo que otros, desde tierra, van tirando al río, al mar, al caño… o en la propia arena de la playa. No parece tener mucha solución este tema… solo la sanción al infractor. Hacemos las cosas porque son gratuitas… en el momento en que nos costase el dinero, ya se vería quien es el valiente que tira latas al campo.

















  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada