jueves, 25 de junio de 2020

Un Vivac el último día de una desperdiciada primavera.

El confinamiento se llevó para siempre un gran repertorio de caminos y entresijos, pero nos trajo nuevas formas de hacer el ridículo…  parafraseando ya sabéis a quien. La práctica de nuevas actividades físicas caseras ha llegado para quedarse, y hemos mejorado nuestras capacidades, sobre todo de fuerza y equilibrio, entre cuatro paredes… aunque parezca mentira (parafraseando).

Yo no me pongo colorada… desde aquel 14 de marzo… aquella ascensión a la Cruz del Romero… hasta hace poco de una ascensión al Garlitos, hubo tiempo para todo. Tiempo hasta para aburrirse… como debe ser. No es necesario ser tan productivo, ni productivo ser tan necesario.

La estación eterna (si, parafraseando) se llevó a nuestro comentarista estrella… ha sido generosa en lluvias… de hecho nos pilló tormenta en el Garlitos, tormenta en el Aljibe; el 7 de junio acababa de llover en el Endrinal, y el 13, frío y bastante humedad en el mismo Endrinal, temprano. Tanto es así, que hasta el lunes 22 de este mes, en Sierra de las Nieves no se cerraban los accesos.

Esto ha llevado a esta hermosa sierra a seguir creciendo de manera asombrosa. El mejor momento de este Parque es siempre el inicio del estío… es cuando la Meseta de Quejigales ofrece sus más favorables atuendos. 

La ausencia total de tráfico aéreo, seguramente ha tranquilizado bastante a las aves… la cantidad de insectos que han eclosionado es enorme…, está todo precioso aunque esa belleza es efímera… dentro de pocos días estará todo seco como un trigal a punto de ser segado. En varias ocasiones hemos dormido en alguna cumbre, o no, de este Espacio Protegido, Reserva de la Biosfera, y estás toda la noche escuchando el constante y horroroso ruido de esas aeronaves cargadas de materiales, o de turistas. No olvidaremos nunca, que esta noche, el silencio fue absoluto. Si a esto le añades que sólo vimos tres personas… pues más tranquilidad aun, algo que se agradece en estos extraños momentos… sólo la compañía de una araña Lobo, que atisbamos a unos diez metros de distancia en la oscuridad, gracias al brillo que desprenden sus ojos al ser alcanzados por el haz de nuestro frontal. A las 6 de la mañana del sábado 20, último día de la primavera, el canto de algunas aves nos hizo saber que había llegado el momento de incorporarse… todavía en la oscuridad, y que placer tan inmenso despertarse de un sueño con esa melodía bucólica y relajante.

Al salir de la tienda, hubo que vaciar literalmente las botas, que estaban llenas de tijeretas, incluso debajo de las plantillas. El techo de la tienda estaba repleto de ellas… la eclosión de estos insectos en estas fechas es impresionante. Hay personas que son más sensibles y se han llenado de ronchas por mordedura de tijereta… pero nosotros no tuvimos ningún problema, y alguna se vino a casa en la mochila.

Este año muchas bandas tenían preparado sacar algún trabajo a la luz. Durante el encierro, lo mejor que hemos tenido ha sido la música. Sin música, la tragedia hubiese sido inigualable. Una banda de nuestra tierra, los gaditanos Saurom, están presentando canciones, de un disco que ya se puede comprar y que vendrá en noviembre. De momento, El Queso Rodante nos parece una obra maestra, que nos trae olor a alcornoques, aulagas, matagallos y otras especies, ya que seguro que el videoclip ha sido grabado cerca de Alcalá de los Gazules.

Y tras capturar el Geocaché del Peñón de los Enamorados, bajamos al Puerto del Hornillo y buscamos el Bosque Habitado de cedros para llegar al mirador del Saucillo.





Tomillo en flor.
Tomillo en flor.

Polinizando.

GC El Picacho


Parece que nos va a sorprender el ocaso en breve.


A los pies del Peñón de los Enamorados.

Araña Lobo, o eso creemos.

Amanece... parafraseando.

Breakfast in Am...

Venga, que hay que subir y registrar El Peñón.

Quercus faginea.

GC Peñón de los Enamorados. Con rastreable que viene de Italia.




A la mañana es el mejor momento para hacer gimnasia.


El "majoleto" está "to florío"...

... y el Geocaché bien "escondío". Dejamos el rastreable... a ver quien lo pilla.

Geocaching... que it is gerunding...

Prieta, Cabrilla... y demás. Ah, y forrito polar en Andalucía el 20 de junio.

Un buen mojón...

Al rico hito.



Arriba las ramas y abajo las raíces... no las pises.

Al rico Puerto del Hornillo... humm hornillo... con el que nos hicimos el café.

Sabina, pino, Isabel, enebro, pinsapo, esparto, lavanda, tomillo, aulaga...

Piñas.


Thapsia villosa.

Quien de buen árbol se atalanta... de nada se espanta. (Proverbio).

Cedros.

Chandelier.

sábado, 25 de abril de 2020

Cruz del Romero (781m).

Conseguir permiso para entrar con el coche por la antigua CA-221 no es fácil, porque hay que solicitarlo con bastante antelación, así que pedimos la autorización para el Canuto de Risco Blanco y Cruz del Romero, y recorremos toda la pista caminando, que en realidad no es tanto. Otra opción que hemos practicado alguna vez, es usar la bici para hacer la aproximación, y esconderla cuando empecemos a caminar.
Casi siempre que subimos a los riscos de areniscas silíceas que amablemente soportan el peso del vértice geodésico, se agarra una hermosa nube que es la que mantiene el verdor de esta Sierra del Niño, que para lo poco que ha llovido este invierno, aun conservaban algo de escorrentía sus arroyos.
La linde que separa los cortijos de La Granja y Tiradero está siendo renovada al completo, hacía tiempo que no veníamos por aquí y no coincidimos con los trabajadores, que a juzgar por el reguero de herramientas y aparejos esparcidos por toda la linde, no han acabado su faena. No sabemos como va a quedar pero la malla es cinegética y tiene dos metros de altura… igual queda clausurada en un futuro la posibilidad de ascender hasta el mismo vértice, o habrá que rodear por otro lado. Ya lo averiguaremos en un par de años, cuando visitemos la zona de nuevo.
Desde la cima no había mucha visibilidad y hacía viento fuerte, no pudimos permanecer mucho rato mas que el necesario para las fotos de rigor, pero esta robusta peña, tiene la ventaja de dejar a sotavento un vacío en el que poder descansar y comer tranquilamente al sol mientras se observa el constante trasiego de hormigas acarreando alimento hacia los vasares de su lujoso hormiguero.
Siempre hablamos de música, y hoy no va a ser menos. Vamos a mencionar la estupenda versión que han hecho de un tema muy conocido por todos: Resistiré. 
Resistiré fue lanzada en el año ´82, y se incluyó en el segundo álbum del cuarteto de heavy metal español más famoso de aquella época: Barón Rojo. El disco en cuestión fue Volumen Brutal… obra maestra no solo de ese estilo musical.
Estos días, los albaceteños Angelus Apatrida, cada uno desde su casa, tocando en su habitación, han grabado un hermoso video a 4 versionando esta magnífica composición grabada en 1981 en los estudios de Ian Gillan.
Ya, con esta energía que nos dan estos chicos, podemos bajar del vértice de la Cruz del Romero y volver a confinarnos en casa.