lunes, 13 de mayo de 2024

Salvemos al Chorlitejo Patinegro

Y bien, ¿Qué es esto de Salvemos al Chorlitejo Patinegro?, ¿Porqué se va a tratar este tema en un blog de montaña? Bueno, la respuesta es sencilla: porque es necesario que se conozca este proyecto.

La primera vez que escuchamos hablar del chorlitejo patinegro fue en 2019, cuando El Bosque Habitado dedicó algún programa a darlo a conocer, ya que se había declarado Ave del Año por SEO/Birdlife. Al año siguiente, con las intensas restricciones de movilidad y reunión, se empezó en Cádiz este proyecto de protección y conservación de la mano de Agadén (Asociación Gaditana para la Defensa y Estudio de la Naturaleza); pero antes hay que comentar que ya por la zona de Tarifa existía un proyecto de la mano de Salva Solís y otras personas; incluso llegaron a salir en Tierra y Mar, un programa de Canal Sur TV. 

Comencemos poniendo en contexto:

Vanesa Rivera, presidenta de Agadén Ecologistas en Acción, recibió un día una llamada de una joven sevillana, por whatsapp, indicando que se había encontrado un pollo… y se lo había llevado para Sevilla. Vanesa le explicó que no podía hacer eso, ya que los chorlitejos patinegros (al ver la foto que le mandó supo lo que era) son nidífugos, y que tanto el macho como la hembra están siempre al cuidado, pero que ellos campean solos… que tenía que devolverlo al sitio donde lo cogió o moriría… que es una especie en peligro de extinción y que incluso es sancionable su captura… inmediatamente esa mujer bloqueó el whatsapp de Vanessa… ya iba camino de Sevilla. Ese pollo murió, con toda probabilidad y seguridad… eso es indiscutible, pero Vanessa se reunió con Paula Marchena (añadir que estas personas son biólogas), y se dieron cuenta de algo vital para esta especie: la desinformación, o si queremos, la podemos llamar ignorancia, también los mata; hay personas sensibles, que no saben nada de la biología del ave, y creen que están ayudando con la acción de recogerlo… sin saber que lo que hacen es provocarle la muerte al animal. Como todo en esta vida, el estudio es algo muy importante. Hay que leer, informarse, tener curiosidad… y no dejarse llevar por lo que nos pueda ofrecer, por ejemplo este blog, o el primer video que veamos en youtube o instagram. Hay que contrastar siempre. Lo que yo estoy escribiendo aquí, también puede ser falso. Investiga sobre el chorlitejo patinegro y saca tus conclusiones. Y por supuesto, refuta en comentarios si no estás de acuerdo con lo que aquí exponemos.

En 2020, estando por la playa, como siempre recogiendo plásticos, vi a dos personas con prismáticos por la Punta del Boquerón… y me acerqué a hablar. Eran Guillermo Gutiérrez y Blas Ramírez. Estaban haciendo el trabajo de censo del chorlitejo patinegro, para este proyecto que acababa de nacer. Yo no tenía ni idea de aves… me sacabas del buitre leonado y la chova piquirroja, y me perdía. Pero eso me gustó. No me metí en el voluntariado en ese momento, pero al cabo de unos meses, nos volvimos a encontrar, y ahí establecimos contacto y me dispuse a colaborar. Repito: ni idea de aves.

El proyecto se centraba en las playas, ya que es el lugar donde esta especie, reproductora en nuestras costas, tiene el mayor problema de supervivencia. ¿Porqué? Es fácil de entender: la época de reproducción de esta especie limícola, coincide con la llegada masiva del turismo a las playas.

¿Qué tienen estas playas que tanto le gusta a nuestro querido chorlitejo? Vida. Esa sería la palabra que lo engloba todo. Pero hay que seguir ampliando: Arenales pedregosos, dunas, vegetación dunar, refugio natural, alimento… y tranquilidad… ¿Tranquilidad? En absoluto… ese es el problema de su desaparición. Un ave, para subsistir, necesita básicamente dos cosas: alimento, y que lo dejen tranquilo. Si el alimento falla (pesticidas, contaminación,…) y no encuentran una zona donde poder procrear sin molestias (turismo masivo, pérdida de hábitats, pruebas deportivas multitudinarias, limpiezas de playa en época de cría, etc.), esa especie irá desapareciendo poco a poco. Lo de la limpieza es vital, pues es mejor dejar la posible basura entre las dunas, que no les va a molestar, y proceder a limpiar la zona cuando pase la época de cría... si queremos contribuir a que no desaparezca este ave.

En el caso de nuestro protagonista, se ha visto década a década sin espacio para llevar a cabo su esfuerzo por no desaparecer. Zonas como Benidorm, o la Costa del Sol, han supuesto una pérdida total de esta especie. Pero no todo está perdido, y aunque sea difícil de entender, tenemos que dejar de ser egoístas y pensar que no estamos solos en el planeta.

Otro de los mayores problemas de subsistencia de este ave, son las limpiezas mecánicas de playas. Esa acción destroza completamente su hábitat, además de aplastar literalmente los nidos… lo hemos visto, por desgracia. Afortunadamente se está consiguiendo que algunos ayuntamientos no lleven a cabo estas acciones en zonas próximas al cordón dunar, y por supuesto, que no se despedregue la playa. Esto ha sido trabajo de Agadén, que se ha reunido con los ayuntamientos que han querido y sabido escuchar.

Más problema: los perros sueltos en la playa. La mayoría de personas que tienen perro, son totalmente ignorantes del daño que producen sus mascotas domésticas en un medio natural. Recordemos que el perro, no es un animal que forme parte de ese ecosistema. Los perros, por normativa, deben ir atados. No hay excusas. 

¿Dónde nidifica el chorlitejo patinegro? Es un ave limícola, por lo tanto nidifica en zonas de playa o próxima a fangos donde poder alimentarse. Los huevos los deposita en el suelo, en un pequeño cuenco que el macho practica en la arena moviendo sus alas y patas. Normalmente rodeado de piedras, conchas, o a veces bajo el refugio de alguna planta que le proporcione seguridad y mimetismo. La única defensa que estas aves tienen ante sus depredadores naturales, es el mimetizaje… pero claro… ese mimetizaje se vuelve en su contra cuando tratamos con el ser humano. No los vemos, y los aplastamos, literalmente. 

Ni hablar de actividades como las excursiones en quad o vehículos a motor de cualquier índole atravesando playas y cordones dunares. Esto es una barbaridad, no sólo para el chorlitejo patinegro.

Protección:

En algunas playas (cada vez en más playas), se están instalando mallas cinegéticas en las zonas de cría, para que transeúntes y mascotas no puedan entrar a molestar a la fauna, con cartelería muy bien elaborada, para explicar y sensibilizar. No me cansaré de repetir la buena labor que está llevando a cabo Agadén, y de manera totalmente altruista. Dado que la época de cría abarca desde abril hasta agosto, debemos respetar escrupulosamente estas protecciones, pero no siempre lo conseguimos. 

Nuestra labor en este proyecto es (a parte de hacer censos, con material óptico y sin molestar en absoluto), la de informar a los usuarios de playa de la problemática que tiene este pequeño y atractivo ave para subsistir, y cómo poder ayudarlo. Lógicamente, no siempre obtenemos respuestas agradables… y no podemos hacer nada; imagina las respuestas que te dan cuando le dices que hay un ave en peligro de extinción que cría en esta zona y no debemos pasar: “ahí no hay ningún ave”; “yo soy amante de los animales”; “esos no están en peligro de extinción, porque se ven miles”… y esta última respuesta, es verdad… vemos cientos, o miles de limícolas… pero las personas que no son observadoras, confunden (y doy fe) el chorlitejo patinegro (Charadrius alexandrinus), con el correlimos tridáctilo (Calidris alba), el correlimos común (Calidris alpina), el chorlitejo grande (Charadrius hiatícula), el charrancito común (Sternula albifrons), el vuelvepiedras común (Arenaria interpres)  (todos estos nombres científicos los hemos aprendido de tanto estudiarlos).

Por eso dije antes, que hay que leer, informarse, estudiar… el conocimiento salva vidas. Si, ves cientos de limícolas… pero apenas 40 individuos son chorlitejos patinegros… y más de la mitad de las parejas reproductoras, pierden sus pollos en los primeros días de eclosión, por acciones humanas.

A veces, las intenciones no parecen ser malas, pero si nos metemos por la zona de cría de este ave, bajo cualquier excusa, los estamos matando. 

Fuera de playas, pues el año pasado, y por mi cuenta, empecé a buscar posibles zonas de cría en esteros y salinas abandonadas, también los podemos encontrar… la Bahía de Cádiz ofrece mucha superficie de marismas potencialmente idónea para que el pequeño chorlitejo pueda criar… pero, en estos últimos años, y por necesidad de esparcimiento de la población, se han habilitado caminos, incluido un nefasto Eurovelo8, en los antiguos esteros de San Fernando, por ejemplo. ¿Qué ocurre en estos senderos públicos? Que el personal no respeta la normativa municipal, suelta a los perros, y estos matan a las crías de chorlitejo patinegro. Si respetásemos la normativa y no nos saliésemos del camino, ellos podrían reproducirse sin problemas. Necesitan de nuestra colaboración, porque es nuestra culpa el hecho de que estén desapareciendo. No hay que buscar otros culpables.

En dos semanas, en mi zona de control más exhaustivo, han muerto siete pollos, de nueve eclosiones. Las cifras no pueden ir a peor… tenemos que revertir esta tendencia entre todas, y conseguir que el Chorlitejo patinegro sea un símbolo de nuestra Bahía, de nuestra ciudad (San Fernando) y de todo el litoral gaditano.

Practica nuestro eslogan, y "Únete al bando"; el chorlitejo patinegro te necesita.


Láminas extraídas del cuaderno del chorlitejo patinegro creado por Agadén.

Se explican muchos detalles del ave y del proyecto.



La recogida de residuos se debe hacer fuera de la época de cría.

Recogida simbólica de colillas para concienciar sobre el proyecto y el problema.

Pollo de chorlitejo patinegro escondido. Nos fuimos inmediatamente del lugar.

A los 20 minutos, volvimos, y el pollo ya se había ido. Se quedan inmóviles para camuflarse.

Macho adulto. Fotografía de José Antonio Gutierrez. Puerto Real.

Hembra adulta. Fotografía de José Antonio Gutierrez. Puerto Real.

¿Cuantas patas puede tener una hembra? Fotografía de Blas Ramirez. San Fernando.

Con los alumnos del IES Huerta del Rosario. Chiclana. Fotografía de Guillermo Gutierrez.

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias a ti. Ahora mismo no se quien eres... puedo pensar en Guti o en Paula... pero mil gracias de todas formas.

      Eliminar